méxico | 14 de Marzo de 2019

El jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto, presentó hoy el alegato de una denuncia de "campaña negra" contra el ahora mandatario, durante el proceso electoral 2017-2018 Foto tomada de trasmisión en vivo / La Jornada

Por

Por 

Alma E. Muñoz | La Jornada

Ciudad de México, 13 de marzo. El gobierno federal denunciará hoy ante la Fiscalía de Delitos Electorales, con vista al Instituto Nacional Electoral, la “campaña negra” emprendida contra Andrés Manuel López Obrador, como candidato presidencial, a través del documental "El populismo en América Latina", durante el proceso electoral 2017-2018.

En esta denuncia se implica la presunta participación de personas y empresas vinculadas con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que habrían recibido dinero de OHL y del PRI mexiquense. Las denuncias se interpondrán por guerra sucia y lavado de dinero.

En la conferencia de prensa matutina de López Obrador, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, explicó que se identificaron las empresas Grupo TV Promo SA de CV y TV Promo SA de CV, en las que figura como accionista Alejandro Jesús Quintero Iñiguez, junto a sus hermanos Germán Arturo, Carlos, David Alonso, María Elena y Adriana Guadalupe.

Abundó que Quintero Iñiguez es publicista y fue apoderado legal de Telepersonal SA de CV, empresa resultante de la fusión de Radar Comunicación y Mercadotecnia SA de CV, relacionada con la creación de espots y mensajes presidenciales relacionados con el gobierno federal, y Radar Servicios y Especializados de Mercadotecnia SA de CV, mencionada en notas periodísticas como la partícipe en una campaña a favor de Enrique Peña Nieto en 2005.

Indicó que entre abril de 2017, Grupo Tv Promo percibió ingresos por 47 millones 900 mil pesos, provenientes de Bufete de Proyectos Información y Análisis SA de CV, que registra como accionistas a Federico y Ariel Berrueto Pruneda, ambos relacionados con el PRI.

Nieto señaló que ese bufete realizó operaciones fuera de su perfil y es posible que se trate de una empresa fachada, además de que “fue utilizada para desviar recursos de (la entonces Secretaría de Desarrollo Social) Sedesol entre 2012-2015 y Sedatu 2015-2018”.

Esa firma “fue partícipe de una supuesta guerra sucia en contra de Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia por Morena en 2017-2018”, detalló en su exposición.

El presidente resaltó que el fiscal electoral, Agustín Ortiz Pinchetti es un hombre recto y “va a actuar con independencia” en este caso. Señaló que el propósito “es dejar constancia de lo que sucedió en la pasada elección”.

López Obrador dijo que, si las denuncias desembocan en condenas, las sanciones que corresponden son "leves, que causan risa". Explicó que para evitar un escenario similar, el gobierno promovió la declaración del fraude electoral como delito grave.

Nieto agregó que, en caso de prosperar las denuncias, los respectivos acusados podrán seguir su proceso en libertad bajo fianza.