méxico | 14 de Febrero de 2018

Familiares de desaparecidos protestan afuera de la sala de juicios orales donde son juzgados los policías. Foto Eirinet Gómez

Xalapa, 14 de febrero.- Los 16 policías y 3 ex mandos policiacos que se encuentran imputados por el delito de desaparición forzada, presuntamente solían contactar a las esposas de sus víctimas a quienes violaban sexualmente. Entre sus víctimas figurarían menores de edad, e incluso un bebé de 10 meses de edad a quien aplicaron tortura.

Durante la audiencia de vinculación a proceso que se desarrolla este martes, se mencionó el caso de José Ulises Martínez Fernández, desaparecido el 30 de abril del 2013, después de que elementos de la fuerza de reacción lo detuvieran, y lo entregaran a la Fuerza Especial, conocida como “Los Fieles”.

Dos días después, desde el teléfono celular de su esposo, fue contactada la concubina de Martínez Fernández, a quien citaron en un Oxxo de la calle 20 de Noviembre, en la capital del estado.

La mujer acudió hasta el sitio en compañía de su hijo de diez meses de edad, donde fue intervenida por elementos de la policía estatal.

Los uniformados la llevaron hasta los cañales donde la abusaron sexualmente, mientras a su hijo de 10 meses lo torturaban con toques eléctricos.

Otro caso mencionado por la Fiscalía General del Estado (FGE) es el de los jóvenes Héctor Campos Cornelio, de 16 años, y Cecilia de la Cruz Luján, de 17 años, detenidos y desaparecidos desde el 13 de junio del 2013.

Los jóvenes detenidos cerca de la gasolinera ubicada sobre la carretera Banderilla Jilotepec, fueron llevados a un punto dentro de la unidad habitacional “Casas Homex”, donde fueron sometidos a tortura.

La joven Cecilia de la Cruz fue abusada sexualmente por los elementos de la fuerza de reacción.