Baja California | 14 de Febrero de 2018

Foto Antonio Maya

Por

Por 

La Jornada Baja California

Tijuana, 14 de febrero.- Grupo Melo no ha comprobado que hizo supervisiones geotécnicas en los terrenos que modificó para construir el fraccionamiento Valles del Pedregal, cuyos movimientos provocaron un deslizamiento de tierra en Lomas del Rubí, que en menos de un mes ha causado daños totales y parciales a cerca de un centenar de viviendas, señaló el Colegio de Ingenieros de Tijuana.

“Por parte del desarrollador no se ha comprobado que realizó una supervisión geotécnica en campo y que llevó un control de calidad en la remediación de terracerías por medio de reportes topográficos y de control de calidad de un laboratorio de mecánica de suelos en el talud que falló”, dijo el ingeniero Marco Antonio Campoy Arce.

Al aclarar que no se pretende fincar responsabilidades -porque corresponde a las autoridades- comentó que el reporte geológico debió haber previsto la problemática de la zona y tuvo que tomarse en cuenta la más mínima consideración técnica para evitar fallas en los taludes.

A principios de semana, el vicepresidente nacional de los ingenieros en México, Roberto Mendoza Meza, comentó que hay declaratorias de zonas aledañas a Lomas del Rubí que no son aptas para vivienda sino para otro destino de uso, las cuales están publicadas en el Diario Oficial de la Federación.

Durante una conferencia de prensa en la que se dieron conocer los avances de las mesas técnicas que se integraron tras los derrumbes en Lomas del Rubí, Campoy Arce refirió que de acuerdo con una revisión del ingeniero Juan Murillo Zapeen, el número de cabeceras de deslizamiento preexistente en el predio es mayor que el reportado en el estudio geológico presentado por Grupo Melo.

El organismo recomendó un estudio de ingeniería forense sobre los deslizamientos de Lomas del Rubí -ubicado en la delegación San Antonio de los Buenos- ya que mediante este se esclarecerá el origen y causa del siniestro.

También instó a las autoridades estatales y municipales a elaborar un plan integral de gestión de riesgos en Tijuana “a fin de detectar de forma oportuna los deslizamientos en laderas y cañones y prevenir el daño en viviendas de las familias tijuanenses”. El proyecto sería impulsado por un equipo diverso de especialistas para formular el protocolo de investigación.

A mediados de enero, Protección Civil Municipal colocó los primeros engomados de riesgo en viviendas de Lomas del Rubí, y en menos de dos semanas se cayeron las primeras construcciones; en consecuencia, el Ayuntamiento ordenó a Grupo Melo realizar acciones de contención para evitar más derrumbes, pero a la fecha los deslizamientos continúan, según testimonios de los vecinos.

Los afectados exigen indemnización a la constructora a la que consideran responsable por los cortes y movimientos de tierra; algunas familias han recibido apoyos para renta de vivienda y mientras continúan los estudios para determinar las causas, aunque el secretario de Desarrollo Urbano, Alejandro Lomelín, afirmó que desde diciembre habían citado a Grupo Melo para advertirle que no había reportado los estudios necesarios, pero la constructora hizo caso omiso.

En las mesas técnicas de trabajo participan la Dirección de Administración Urbana,  el Instituto de Planeación Municipal, la Secretaría de Desarrollo Urbano, el Colegio de Ingenieros y el Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada (Cicese).  

(con información de Antonio Maya).

Sondeo

¿Le preocupan y afectan los deslizamientos de tierra que ocurren en Tijuana?