Baja California | 13 de Diciembre de 2018

De manera intermitente bloquearon vialidades principales, como en San Quintín donde se instalaron frente a las oficinas del gobierno estatal. Foto cortesía

Por

Por 

La Jornada Baja California

Tijuana, 13 de diciembre.- Al ritmo de La Guadalupana  y coreando consignas , maestros en activo y jubilados de la Sección 37 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) bloquearon vialidades y liberaron casetas de peaje carretero para exigirle al gobernador panista de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, que cumpla con las mensualidades que tiene pendientes desde octubre pasado con los docentes retirados, y la falta de pago de aguinaldo a la plantilla activa.

Foto Edgar Lima Garrido

"De Tijuana bajó una ratota, de Tijuana bajó una ratota... era Kiko Vega, era Kiko Vega, era Kiko Vega que venía a robar... pero en Mexicali, pero en Mexicali, pero en Mexicali se la va a pelar", cantaron al ritmo de La Guadalupana y celebraron con risas durante un bloqueo momentáneo de la salida de Mexicali a esta frontera.

La movilización, que se realiza de forma simultánea en todo el estado con apoyo de miembros de la Sección 2 y el Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación (SETE), es para reclamar además que el pago de salarios y prestaciones para el sector se incluya en el presupuesto anual y no esté supeditado a la recepción de recursos extraordinarios federales, como ha ocurrido hasta ahora y la falta de esos fondos es lo que generó la situación que se vive en este momento.

"¡Paga Kiko!" y "¡fuera Kiko!, son las consignas que se escuchan en cada punto donde se manifiestan este jueves, una movilización que fue anunciada previamente y que incluye la suspensión total de clases en todas las escuelas públicas de educación básica del estado este día y mañana viernes.

La liberación de casetas de peaje y bloqueo de carreteras se realiza de manera intermitente mientras los maestros entregan volantes y tratan de hacer llegar la información de sus motivos a los automovilistas (que pasan sin pagar cuotas) que a su vez muestran apoyo tocando sus cláxones.

El gobierno de Baja California enfrenta un problema de liquidez derivado de que no recibió los recursos federales extraordinarios que cada año recibía y de que comprometió la cobertura de compromisos a esos fondos, por lo que no solo el magisterio ha resentido retrasos sino también otras instancias como la UABC, el Instituto Estatal Electoral (que incluso advirtió que la falta de recursos pone en riesgo las elecciones de 2019), el Cecyte y el Cobach.

En el Congreso del estado también hay repercusiones, no han pagado al personal y hay retraso con los proveedores, y la situación es similar en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).

Foto Edgar Lima Garrido