mundo | 13 de Noviembre de 2018

“Responsabilizamos al Gobierno de Jalisco de cualquier agresión, accidente o percance que suceda en el tramo entre la caseta de El Arenal sobre la autopista Guadalajara-Tepic". Foto La Jornada

Por

Por 

Juan Carlos Flores / La Jornada
Guadalajara, Jal., 13 de noviembre.- La avalancha de casi cinco mil migrantes que llegaron la noche del lunes al albergue instalado en el auditorio Benito Juárez, en Zapopan, hizo que el gobierno jalisciense pidiera a los caminantes que ante la escasez de recursos sólo pernoctaran en el amplio local y que siguieran su camino esta mañana, lo que desde el amanecer ha ocurrido.

“En una reunión muy tarde en la noche, el secretario de Gobernación de Jalisco (Roberto López Lara) nos dijo que no contaban con suficientes recursos ni comida para que nos quedáramos a descansar el siguiente día, a pesar del cansancio del grupo, y solicitó que abandonáramos la ciudad”, afirmaron los integrantes del autollamado éxodo centroamericano a través de un comunicado.

Desde la caseta de peaje en El Arenal, Jalisco, a donde fueron llevados varios cientos de migrantes que reanudaron la marcha a bordo de camiones de la Secretaría de Seguridad Pública, afirmaron que permanecerán en ese punto pues dista 90 kilómetros del lugar acordado con el gobierno de Nayarit para recogerlos y, a su vez, ofrecerles otro transporte con el que serían trasladados hasta Sinaloa.

“Esta es una clara decisión por el gobierno del estado de Jalisco de sacarnos de la ciudad de Guadalajara sin cumplir con su palabra, y así poner en peligro a la integridad física, la seguridad y la salud de miles de familias con niños a quienes les están dejando en la obscuridad de la madrugada sobre un punto desolado y desconocido de la carretera sin transporte ni servicios”, acusaron.

En la reunión con el secretario de Gobierno jalisciense, la oferta fue que los dejarían en un punto cercano a Ixtlán del Río, Nayarit, en el límite con Jalisco, donde serían recogidos y transportados con camiones del gobierno nayarita.

“Responsabilizamos al Gobierno de Jalisco de cualquier agresión, accidente o percance que suceda en el tramo entre la caseta de El Arenal sobre la autopista Guadalajara-Tepic y el punto cerca de Ixtlán donde los transportes nos esperan para llevarnos al estado de Sinaloa”.

Además de este grupo que fue llevado a la caseta de El Arenal en la madrugada, durante toda la mañana ha continuado la salida de migrantes del auditorio Benito Juárez, quienes van caminando por el periférico norte en grupos de cientos de personas a la vez.

La mayoría son hombres que buscan de inmediato que algún transportista los pueda ayudar en llevarlos hacia la salida a Tepic, pero su alto número ha hecho que la mayoría continúen avanzando a pie.