méxico | 13 de Noviembre de 2018

"Fue una elección limpia y legal, con amplísimo consenso, que incluso superó nuestras expectativas". Foto Jesús Villaseca

Por

Por 

Georgina Saldierna | La Jornada
Ciudad de México, 13 de noviembre.- Marko Cortés, virtual ganador de la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional, rechazó ayer que su triunfo haya sido resultado de un proceso electoral antidemocrático, parcial e ilegítimo como acusó su ex contendiente Manuel Gómez Morín Martínez del Río.

Fue una elección limpia y legal, con amplísimo consenso, que incluso superó nuestras expectativas. Pensábamos ganar tres a uno y ganamos cuatro a uno, señaló en entrevista con La Jornada, en la que confirmó que consultará a senadores y diputados para definir si cambia coordinadores parlamentarios.

Luego de recordar que en los comicios del domingo para elegir al presidente del blanquiazul sufragó 60 por ciento de los militantes, es decir 170 mil, y de ellos 135 mil lo hicieron por él, Cortés Mendoza señaló que para lograr la unidad interna, incluso con aquellos que no votaron por su proyecto, abrirá las puertas del partido para que puedan llegar todos los que en algun momento salieron o se alejaron.

Se va a buscar una unidad donde quepan todos, puntualizó, aunque aclaró que eso no significa que vaya a haber unanimidades, pero sí un amplio consenso.

Sobre si esa apertura incluye a ex panistas sancionados como Ernesto Cordero o Jorge Luis Lavalle, resaltó que ellos se encuentran bajo proceso, y en el momento en que los órganos internos del PAN culminen su trabajo acatará sus decisiones.

Tras la renuncia del ex presidente Felipe Calderón al blanquiazul, aseguró que en esta fuerza política están los que quieren profundamente al partido, los que han estado en las buenas y en las malas, independientemente de quién sea el dirigente en turno, de si nos cae bien o no, si es nuestro amigo o no.

Cortés Mendoza destacó que no hay espacios para resentimiento personales y mucho menos egoísmos. Frente a las decisiones que pudieran venir del próximo gobierno debemos unirnos. No entiendo a aquellos que apuestan por dispersar a la oposición, porque eso debilita nuestra posición opositora y fortalece la hegemonía de quien gobierna, expuso en alusión al nuevo partido que creará su ex correligionario.

Al rechazar las acusaciones de corrupción emitidas en su contra por Calderón, pues se trata de señalamientos falsos y dolosos, el ex coordinador de los diputados federales subrayó que el origen de su patrimonio es transparente y del conocimiento público.

A unas horas de recibir su constancia de mayoría y de ganador de los comicios panistas, lo cual se prevé será el miércoles de esta semana, el ex candidato a la gubernatura de Michoacán evitó opinar sobre los planteamientos del ex mandatario en torno a que el PAN está controlado por una camarilla. Lo que hay es un partido fuerte y de pie y emocionado con la esperanza de que se recupere la democracia que se perdió hace muchos años, enfatizó.

Durante el diálogo telefónico, aseguró que no representa la continuidad, pues ha planteado cambios de fondo y forma para el PAN. En este contexto, Cortés señaló que su antecesor, Ricardo Anaya, será escuchado como todos los militantes.

Las definiciones se van a deliberar y construir en conjunto entre los diversos liderazgos: legisladores, alcaldes, comités estatales. Para eso se formará la comisión política, instancia en la que se debatirá sobre los temas más importantes, explicó.

Por último, expuso que este instituto será una oposición sensata, digna, clara y contundente que apostará por las libertades, los derechos de las personas y el equilibrio de poderes.