mundo | 13 de Septiembre de 2018

En México, la Marina lo considera como uno de los principales líderes actuales del Cártel de Sinaloa. Foto La Jornada y Radiodoce / archivo

Por

Por 

Redacción | La Jornada
Ciudad de México. El hijo de Joaquín Guzmán Loera, “El chapo”, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, fue incluido por la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) en la lista de los 10 fugitivos más buscados.

El "Alfredillo", alias con el que lo identifica la dependencia estadunidense, es buscado en el país vecino por “conspiración para poseer con intención de distribuir sustancia controlada”.

La ficha publicada en el sitio web de la DEA señala que Guzmán Salazar nació en 1983 y se desconoce cual es su última dirección en la que habitó. Además, está acompañada por la leyenda: “El fugitivo puede estar armado y ser peligroso. No intente aprehender a este individuo”, seguido de los contactos de la agencia para denunciarlo en caso de tener conocimiento de su ubicación.

En México, la Marina lo considera como uno de los principales líderes actuales del Cártel de Sinaloa, el cual era encabezado por su padre, Joaquín Guzmán.