Baja California | 13 de Septiembre de 2018

La institución argumentó que el niño murió tres días antes del procedimiento, y las condiciones "de maceración" de los restos provocaron la mutilación. Foto Roberto Armocida / archivo La Jornada Baja California

Por

Por 

La Jornada Baja California

Tijuana, 13 de septiembre.- Un bebé que según médicos que atendieron a la madre nació muerto, fue decapitado durante el trabajo de parto en el Hospital General de Tijuana, denunció la abuela del pequeño.

María Rosales Castro narró que la noche del martes pasado se les informó que el bebé había muerto en el vientre materno y aun así intentaron extraer el cuerpo por vía natural, pero cuando la cabeza se desprendió le hicieron una cesárea de emergencia a su hija Iris Arleth.

Relató que el personal que atendió a la jovencita -de 16 años- les informó que el bebé nació "mutilado", pero "al revisarlo nos damos cuenta que le habían hecho una costura en el cuello" porque "a mi niño le cortaron toda la cabeza y se la cosieron nada más". La Jornada Baja California pudo ver imágenes del bebé con el cuello suturado.

Según Rosales Castro, el argumento del Hospital General fue que el pequeño había fallecido tres días antes por falta de líquido amniótico, y en un comunicado de prensa el hospital informó que la joven "cursaba con preeclampsia y el bebé no tenía vida cuando llegó" a solicitar atención médica.

La institución dio a conocer en un comunicado de prensa que la joven ingresó la noche del 11 de septiembre y refirió que tenía tres días con flujo transvaginal café y dos días de no percibir movimientos fetales, y al valorarla se percataron de que el bebé no tenía frecuencia cardiaca, lo que se informó a la madre y a la abuela.

"Posteriormente a ello, se ingresó al área de labor para la atención del nacimiento, donde se indica que, al momento de la expulsión, debido al estado de maceración del cuerpo a causa del deceso se desprende la cabeza del óbito, por lo que se realiza cesárea de urgencia para la extracción del cuerpo", según el comunicado del Hospital General.

Agrega que "la institución lamenta los hechos ocurridos e informa que dará seguimiento al caso en coordinación con el gobierno del estado".

Si quiere cesárea, que trabaje
La abuela del bebé relató que en una consulta previa un médico le anunció a su hija que el bebé estaba grande, por lo que la joven solicitó una cesárea, pero el doctor le respondió que si no tenía recursos para pagarla, "que se aguantara".

La señora aseguró que su familia es de bajos recursos económicos por lo que no cuenta con los 7 mil 500 pesos que le solicita la funeraria, y solicitó a la población en general que la apoyen a solventar la deuda para cremar a su nieto. El número telefónico es 664 110 79 93. (con información de Antonio Maya)