Baja California | 13 de Septiembre de 2018

Fue detenido con posesión de cuatro ametralladoras, tres pistolas y 475 cartuchos de arma de fuego. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento
Mexicali, 13 de septiembre.- En posesión de cuatro ametralladoras, tres pistolas y 475 cartuchos de arma de fuego, fue detenido el presunto líder del tráfico de drogas y totoaba en San Felipe, Oscar Parra Aispuro, imputado también por el homicidio de un militar ocurrido el 31 de diciembre pasado.

La detención fue realizada la madrugada de este jueves por elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) en San Felipe, quienes además aprehendieron a dos sujetos identificados como Carlos Eduardo y Edgar Alejandro, presumiblemente fungiendo como escoltas del “Parra”.

Este jueves 13 de septiembre, el gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, y la procuradora Perla Ibarra Leyva, confirmaron la detención de quien en el fuero común tiene orden de aprehensión por el homicidio del integrante del ejército Esaú Saldaña Ramos.

“Un individuo buscado desde hace tiempo, involucrado en delitos importantes, uno de ellos se le imputa, (por el homicidio) de un soldado, las investigaciones las está llevando la procuraduría”, expuso el gobernador.

El detenido es el líder de un grupo de delincuentes en el puerto de San Felipe, a quien se le atribuye el intento de homicidio de comandante operativo de la PEP, Fabricio Ruiz Valenzuela, víctima de un atentado a balazos el pasado 16 de junio.

El imputado por delitos federales y locales, fue ubicado por la PEP cuando viajaba en caravana en un pick up Toyota Tacoma blanco y un automóvil sedán Honda Civic, por lo que establecieron un operativo en la carretera San Felipe-Mexicali y así lograron asegurarlo.

Según el trabajo de inteligencia realizado por la PEP, el detenido forma parte de organización dedicaba al tráfico de totoaba, misma que tendría vínculos con el cártel de Sinaloa.

Además de las tres personas detenidas, fueron asegurados tres fusiles AR-15, una ametralladora AK-47 y tres pistolas calibre 45.

También traían consigo un chaleco balístico, cinco radios de telecomunicación, tres chalecos tácticos, 150 cartuchos calibre 45, así como 350 cartuchos calibre .223 y 7.62.

Asimismo, los tres sujetos traían consigo 50 gramos de metanfetamina.