méxico | 13 de Septiembre de 2017

Las cámaras de seguridad del establecimiento grabaron la agresión Foto La Jornada

Por

Por 

La Jornada

Irapuato, 13 de septiembre.- Un grupo armado asesinó a cinco personas en el interior de un bar del municipio de Irapuato. Otra persona resultó herida. Entre las víctimas se encuentra un primo de la ex delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y secretaria de Operación Política del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el estado, Claudia Brígida Navarrete Aldaco.

El ataque se registró a las 23:30 horas del martes, en el interior del bar “La Parranda”, instalado en la prolongación Guerrero, rumbó a la salida a Silao.

Los sicarios controlaron al personal de seguridad, se acercaron a una mesa en donde estaban las víctimas y comenzaron a disparar. En el ataque murieron cinco personas y una más resultó herida de gravedad.

En el bar murieron Moisés Aldaco Cárdenas, de 35 años; René Isidoro Ruiz Bocanegra, de 28 años, y Emma Noemí Guerrero Cisneros, de 20 años, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

“Fueron llevados al Hospital General tres lesionados, donde momentos después fallecieron Erika Paola Ruiz Bocanegra, de 33 años y Lucero, de 18 años, quien era mesera del lugar. Permanece herido de gravedad, Cristian Jesús, de 30 años”, detalló la fiscalía.

Agregó que al lugar arribaron dos hombres con armas largas “dirigiéndose directamente a la mesa donde se encontraban dichas personas (únicos clientes en ese momento), disparándoles varias veces y huyeron en un vehículo negro que los esperaba afuera”.

Por su parte, la ex diputada local, ex regidora de Irapuato y secretaria de Operación Política del PRI, Claudia Navarrete, confirmó que una de las víctimas era su primo Moisés.

“Hombre de familia con un modo honesto de vida, de profesión Ingeniero Industrial y de oficio carnicero. Es una pena que la delincuencia cobre otra víctima, por las insuficiencias del Estado en la materia”, escribió en su cuenta de Facebook.

Pidió respeto para su familia, porque -aseguró- su pariente “estaba en el lugar equivocado y es una víctima más. Lo que nos obliga a cuidarnos y no exponernos, porque ya no se está seguro en ningún lado”.

El alcalde de Irapuato, Ricardo Ortiz Gutiérrez, afirmó que fue un ataque directo contra las personas asesinadas. “Estaremos esperando que la Procuraduría emita sus conclusiones y nos dé luz sobre el móvil. Todo indica que fue un ataque directo: iban tras ellos y lamentablemente hay daños colaterales, sobre todo la jovencita que atendía el local”, señaló el presidente.

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?