méxico | 13 de Agosto de 2019

Zoé Robledo reconoció que se trata de propietarios que decidieron ponerse en regla antes de que les llegue la auditoría: “se puede decir que son pocas las plazas que se suman a la formalidad, lo cual es cierto". Foto María Meléndrez Parada / archivo La Jornada

Por

Por 

Ángeles Cruz Martínez / La Jornada
 

 

 

 
 
 
Ciudad de México, 13 de agosto. Las cifras de empleo en México siguen en aumento. No ha dejado de crecer y, por el contrario, lo hace casi al doble respecto a la economía nacional, a un ritmo de 2.2 por ciento anual, afirmó Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). No obstante, reconoció: “se puede decir que son pocas las plazas que se suman a la formalidad, lo cual es cierto y se puede discutir”, pero no hay disminución.
 
Ayer, el instituto dio a conocer el reporte del comportamiento de los puestos de trabajo, del cual destaca la creación de 16 mil 713 en julio, con lo que la cifra de los primeros siete meses del año llegó a 306 mil 14 y el número de afiliados se ubicó en 20 millones 385 mil 379.
 
En esta ocasión, los resultados de julio, primer año de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, fueron superiores a los que se obtuvieron en el mismo periodo (2013) del gobierno de Enrique Peña Nieto, cuando se reportaron 5 mil 311 nuevas plazas y una disminución de casi siete mil lugares en las de tipo eventual. En los primeros siete meses del primer año de ese sexenio se generaron 300 mil 689 puestos.
 
Luego de la polémica suscitada el pasado mayo, cuando a partir del informe mensual destacó una caída de más de 80 por ciento en las fuentes de trabajo, ayer Zoé Robledo comentó, en entrevista, que cada mes hay variaciones y son normales.
 
Lo más relevante es que la tendencia se mantiene hacia arriba y dio otro dato: el incremento de 6.6 por ciento en términos nominales del salario base de cotización, el cual se ubicó en 380 pesos. El director del Seguro Social destacó que este resultado no se veía desde hace una década y es atribuible al incremento que tuvo el salario mínimo a partir de enero, al pasar de 88 a 102 pesos a nivel nacional. En la zona de la frontera norte se ubicó en 176.72 pesos.
 
El funcionario explicó que tradicionalmente el crecimiento del país ha ido a la par del empleo, pero en este año ha sido distinto y la generación de puestos es más alto, lo cual, dijo, “derrumba la hipótesis de que hay decrecimiento de empleo vinculado al de la economía”.
 
Otra variable que incide en el informe es el registro de nuevos patrones, 15 mil 500 en lo que va del año, equivalente a un crecimiento de 7 por ciento en 2019, para un total de 993 mil 780. El funcionario puntualizó que no se trata de nuevas empresas, sino de propietarios que decidieron ponerse en regla antes de que les llegue la auditoría o la invitación oficial a regularizar la situación de su negocio y trabajadores. Estos inciden en el crecimiento del empleo.
 
De nueva cuenta, el reporte incluye los datos del programa Jóvenes Construyendo el Futuro y el director del instituto comentó que son relevantes porque si bien no representan ingresos para el IMSS en este momento, a partir de enero de 2020, cuando los becarios hayan concluido su capacitación, “esperamos ver cómo se incorporan al registro del empleo formal”.
 
En todo caso, desde ahora son agentes con capacidad de compra e incluso de crédito, y tienen incidencia en la economía del país.