mundo | 13 de Julio de 2018

Ambas partes coincidieron en avanzar “de manera constructiva” en la renegociación del Tlcan. Foto tomada de @PresidenciaMX

Por

Por 

Rosa Elvira Vargas / La Jornada

Ciudad de México, 13 de julio.- El gobierno mexicano demandó a la administración de la Casa Blanca acelerar la reunificación de familias migrantes separadas en la frontera, así como encontrar una alternativa permanente “que dé prioridad al bienestar y derechos de los menores”.

Tras la reunión de una hora en Los Pinos entre el presidente Enrique Peña Nieto y la delegación gubernamental de Estados Unidos -conformada por el secretario de Estado, Mike Pompeo; la secretaria de Seguridad Interna-, Kirstjen Nielsen; el jefe del Tesoro, Steve Mnuchin, y Jared Kushner, asesor del presidente Donald Trump, la Presidencia emitió un comunicado donde destaca el interés de la administración de México por la política de separación de migrantes instrumentada por la administración estadunidense.

Además, el presidente Peña “también expresó su preocupación por sucesos como el ataque que recientemente sufrió en California el señor Rodolfo Rodríguez, ciudadano mexicano de 92 años con residencia legal en Estados Unidos, señalando que estos incidentes alimentan un clima de odio y racismo que debemos evitar”, menciona el texto de la Presidencia.

Resalta además que en materia comercial, durante la conversación de alrededor de una hora, ambas partes coincidieron en avanzar “de manera constructiva” la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan) y donde el presidente Peña “enfatizó la disposición del gobierno de la República de continuar la negociación con el objetivo de finalizarla lo más pronto posible”.

El encuentro tuvo lugar antes de la reunión de los enviados de la Casa Blanca con el virtual ganador de los comicios presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, en las oficinas de este ubicadas en la colonia Roma.

Peña Nieto también reconoció el interés del gobierno del país del norte “por entablar un diálogo de alto nivel durante el proceso de transición del gobierno de la República” y compartió con los enviados de la administración Trump “que la jornada electoral del 1 de julio fue ejemplar y una muestra de la madurez democrática de nuestro país”.