Baja California | 13 de Julio de 2017

Foto Alberto Elenes

Por

Por 

Alberto Elenes

Tijuana, 13 de julio.- El Tribunal Contencioso Administrativo de Baja California, a través de su presidente, Carlos Rodolfo Montero Vázquez, manifestó preocupación por las declaraciones y acusaciones sobre posible corrupción realizadas por el secretario general del Ayuntamiento de Tijuana Raúl Felipe Luevano, contra la magistrada de la segunda sala, Flor Arquilés Robert, tras el fallo emitido a favor del gremio de "Taxis Amarillos". 

“En cuanto a los ataques que recibe la magistrada soy consciente, me preocupa y no me gusta que nos conozcan por este tipo de situaciones”, expresó Montero Vázquez a medios de comunicación.

Aseguró que la acusación hecha por el secretario será atendida y pidió que si alguien tiene alguna prueba en contra de magistrada, la presente ya sea ante el propio Tribunal o ante la Procuraduría de Justicia. 

El magistrado presidente explicó que el fallo a favor del gremio acusado de agredir a turistas no es definitivo y puede ser cambiado por la propia magistrada ante el pleno o bien puede mantener su resolución.

Pidió tener paciencia a este proceso, que tiene como plazo de 15 días para que Ayuntamiento “defienda su postura”. 

Ante la postura asumida por el ayuntamiento de no respetar la decisión tomada por la magistrada precisó que “quedará en manos del particular de denunciarlo ante la magistrada y ya la magistrada sabrá qué medidas de apremio va a utilizar en contra de la autoridad”. 

Una vez que se cumplan los 15 días, la magistrada Flor Arquilés tendrá un plazo de tres a 10 días más para emitir un fallo, mismo que podrá mantener su primera resolución o bien cambiarla.

Sondeo

¿Es suficiente el retiro de concesiones de taxis amarillos ante los actos de violencia de sus choferes?