mundo | 13 de Junio de 2018

Expertos analizan trasladar a más afectados por la emergencia en Guatemala. Foto tomada de  @GuatemalaGob

Por

Por 

Ángeles Cruz Martínez / La Jornada

Ciudad de México, 13 de junio.- Entre 70 y 80 días permanecerán internados los seis guatemaltecos que entre el viernes y ayer llegaron al Centro Nacional de Investigación y Atención a Quemados (Ceniaq) del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) para la atención de las quemaduras que les provocó la erupción del Volcán de Fuego.

Se trata de dos mujeres y cuatro hombres con lesiones que abarcan entre 23 y 60 por ciento de su superficie corporal. Todos se encuentran en una condición grave, pero estable, explicó Juan Antonio Madinaveitia, director quirúrgico del INR.

En conferencia de prensa en la que también estuvo presente el embajador de Guatemala en México, Nelson Olivero, el especialista comentó que para decidir cuántas y cuáles personas podrían traerse al Ceniaq, dos médicos del INR estuvieron en el país centroamericano para evaluar a los afectados.

La decisión fue por los de mayor gravedad, pero con buenas posibilidades de salir adelante. Mario Vélez Palafox, subdirector del Ceniaq, comentó que con base en la experiencia de este centro de alta especialidad, los afectados, cuyas edades oscilan entre los 23 y 40 años, tienen una probabilidad de entre 85 y 90 por ciento de salir adelante.

Por ahora, puntualizó, el riesgo de que contraigan alguna infección e incluso de que pierdan la vida por esta causa, sigue siendo muy alta. Por eso se encuentran en un área aislada que, entre otras medidas de seguridad, cuenta con un sistema al que solo tiene acceso el personal médico y de enfermería.

El Volcán de Fuego hizo erupción el 3 de junio, y de entonces a la fecha ha cobrado la vida de 110 personas, dejó 57 lesionados y 197 desaparecidos.