méxico | 13 de Mayo de 2018

La violencia está literalmente fuera de control en todo el país, afirma Anaya El panista Ricardo Anaya hizo proselitismo ayer en Coahuila Foto La Jornada

Por

Por 

Leopoldo Ramos Corresponsal
Saltillo, Coah. 13 de mayo.- El gobierno federal debe asumir la responsabilidad por el desbordamiento de la violencia y garantizar que el 1º de julio se impondrá la voluntad de los electores, no del crimen organizado, afirmó, Ricardo Anaya Cortés, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, integrada por los partidos Acción Nacional, Movimiento Ciudadano y de la Revolución Democrática.

Lamentó que la violencia se haya generalizado en tan sólo cuatro años en el país, con el aumento de los delitos federales en 29 de las 32 entidades. El asunto está literalmente fuera de control en todo el país, y cuando las cosas están así en todo el territorio nacional, por supuesto que hay una responsabilidad primaria del gobierno federal que debe asumir su responsabilidad, sostuvo.

Mantuvo su rechazo a la protección del Estado Mayor Presidencial, pues el que nada debe, nada teme y más bien planteó que haya garantías para toda la gente que a diario asaltan en el transporte público, que deja su casa y cuando regresa la encuentra vacía, para las mamás que despiden a sus hijos con el enorme temor de no saber en qué condiciones van a regresar, y por supuesto ayudar a las mamás a encontrar a sus hijas e hijos desaparecidos.

En entrevista colectiva, antes de un encuentro con seguidores de todo el estado de Coahuila en el auditorio del parque Las Maravillas, el queretano se refirió a los ataques contra los candidatos en distintos puntos del país y a la intervención de grupos criminales en las campañas.

Hizo un llamado enérgico a todas las autoridades a que garanticen que la gente pueda salir a votar en absoluta libertad el 1º de julio. El crimen organizado debe mantenerse absolutamente al margen del proceso electoral, el gobierno lo debe combatir y se debe garantizar que sea la voluntad de la gente la que prevalezca.

Anaya también culpó al gobierno federal por el incremento en el precio de las gasolinas. “El alto costo que tiene la gasolina es culpa de la reforma fiscal; prácticamente 40 por ciento de lo que paga la gente por un litro de gasolina son impuestos, el impuesto al valor agregado (IVA) y el impuesto especial sobre producción y servicios.

Nos hemos comprometido a hacer una disminución de la carga fiscal para que baje el precio de la gasolina y en el caso de la franja fronteriza hemos hecho dos compromisos: bajar el IVA para quedar igual que del otro lado de la frontera, donde se compite directamente y también bajar el precio de la gasolina, puntualizó.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?