Baja California | 13 de Abril de 2019

El candidato a gobernador Jaime Bonilla junto al ex dirigente municipal del PRI en las pasadas elecciones, Tirso Liévano Hernández. Foto Jorge Ley

Por

Por 

Jorge Ley

Tijuana, 13 abril.- Colegios, asociaciones y barras de abogados del estado respaldaron el proyecto de Jaime Bonilla Valdez, candidato a la gubernatura de la coalición Juntos Haremos Historia en Baja California, al manifestar que dos años resultan insuficientes para gobernar y atender las problemáticas que aquejan a la población, externó Tirso Liévano Hernández.

El jurista responsable del evento en apoyo del abanderado de Morena-PT-Transformemos y PVEM, afirmó que las administraciones panistas durante los últimos 30 años han perdido el rumbo del buen gobierno.

“Los abogados de Baja California hacemos un compromiso contigo Jaime Bonilla Valdez para que el próximo 2 de junio, llevarte al triunfo, apoyarte y seas nuestro próximo gobernador”.

Liévano Hernández pidió al candidato apoyar y escuchar las necesidades de los abogados, quienes cuentan con conocimiento, experiencia y esfuerzo para impulsar su proyecto de gobierno porque “ya es tiempo de cambio y de transformación política”.

“Hasta el triunfo con Jaime Bonilla”, fue la frase con la que remató su participación durante el encuentro estatal de abogados, en donde la concurrencia selló el pacto de adhesión hacia el morenista. 

Por su parte, Bonilla Valdez se comprometió a implementar la alerta de género a petición de barras y colegios de abogadas, que consideran alarmante el número de feminicidios registrados en la entidad.

El combate a la corrupción y transparentar los recursos para terminar con los desfalcos y crisis financieras, serán prioridad durante su gobierno para garantizar el pago oportuno de los maestros, la UABC, entre otras cosas.

“Tenemos la mitad de la victoria”, pese a la elección de estado en donde operadores políticos de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt) y la Secretaria de Educación del Estado utilizan sus recursos para manipular a la población, sin embargo, resultarán insuficientes porque “la cuarta transformación ya llegó a Baja California”, concluyó.