Baja California | 13 de Marzo de 2018

Manifestantes protestan del lado mexicano de la frontera, en Tijuana, contra las políticas de migración del presidente de EU, Donald Trump, en el marco de la visita que hace el magnate para supervisar los prototipos del muro. Foto AFP

Por

Por 

Antonio Heras / La Jornada

Mexicali, 13 de marzo.- Alrededor de un centenar de policías federales y municipales, diseminados en la frontera de Mesa de Otay, al oriente de Tijuana, cercaron a integrantes de organizaciones civiles, activistas y artistas que iniciaron desde esta mañana las protestas por el arribo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a California, para supervisar los ocho prototipos del muro que pretende construir sobre unos 3 mil kilómetros de la franja fronteriza con México.

La activista Gaba Cortez, de la asociación binacional Border Angel's, advirtió sobre la presencia de las corporaciones policiacas, incluida una unida móvil del C2 (Centro de Control y Comando), en la zona fronteriza a Otay Mesa, California, donde se efectuaba el acto que encabeza el mandatario estadunidense.

“¡No al muro!”, es la proclama de decenas de activistas que increpan la política antiinmigrante del gobierno de Estados Unidos. Además, colocaron cruces en el cerco de láminas de acero como símbolo de que la construcción de más muros significarán más muertes de inmigrantes.

https://www.youtube.com/watch?v=yNOMH-IyT78

Los activistas cuestionan que los gobiernos federal y estatal hagan el “trabajo sucio” a Estados Unidos, al pretender contener a los manifestantes en territorio mexicano.

Según AFP, el magnate inmobiliario ha cambiado varias veces de opinión respecto al tamaño, longitud y precio del muro con cifras que van de 4 mil a 20 mil millones de dólares.

Las imágenes de Trump ante los ocho prototipos, aunque cargadas de “simbolismos”, nada indican que el “magnifico” muro esté cerca de ser construido.