méxico | 13 de Febrero de 2018

El Carrizo, uno de los puentes de la autopista Durango-Mazatlán, resultó dañado tras la volcadura e incendio de un tanque de diésel que se desprendió de un tractocamión en enero pasado. Foto Saúl Maldonado / La Jornada

Por

Por 

Irene Sánchez, La Jornada

Mazatlán, 13 de febrero.- Los gobernadores de Durango y Sinaloa, José Rosas Aiuspuro y Quirino Ordaz Coppel, realizan un recorrido de supervisión de los daños sufridos en el puente “El Carrizo” de la autopista Durango-Mazatlán, que se encuentra cerrada a la circulación desde el 13 de enero, tras incendiarse una pipa de combustible.

Los gobernadores anunciaron que revisarán y evaluarán los daños ubicados en el kilómetro 163+400, en donde a un tractocamión que transportaba 68 mil litros de diésel se le desprendió su segundo tanque y provocó el incendio de 44 mil litros del combustible, según el reporte presentado por Protección Civil.

El Centro de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes confirmó que el pasado 12 de enero a las 23:30 horas ocurrió el accidente sobre la parte del doble voladizo del citado puente, al volcarse e incendiarse uno de los tanques.

Precisó que a partir del 13 de enero se han realizado diversos trabajos por parte de ingenieros y trabajadores especialistas en diseño y construcción para restituir la edificación. El equipo ha realizado un dictamen de daños ocasionados por el fuego tanto en concreto como en el acero.

Por ello, se están realizando trabajos de reforzamiento en las dovelas del doble voladizo para construir una sobrelosa a fin de dar paso por un carril por cada sentido antes de Semana Santa.

La dependencia estableció que una vez que sea abierta la circulación, se continuará con los trabajos en la parte central del puente, para restituir sus condiciones originales en los cuatro carriles; eso sucederá, aproximadamente en un lapso de ocho meses.