mundo | 13 de Enero de 2018

“El lenguaje que usé en el encuentro sobre el DACA fue áspero, pero esas no fueron las palabras que se usaron”, señaló el magnate en su cuenta de Twitter Foto Facebook La Casa Blanca

Por

Por 

Redacción

Washington, 13 de enero.- El jueves pasado, el mandatario estadunidense, Donald Trump declaró que no entiende por qué su país debe recibir a migrantes provenientes de “países de mierda”, en referencia a naciones africanas, El Salvador y Haití; por lo cual 54 países africanos extremadamente consternados exigieron al presidente retractarse y disculparse.

En una reunión de emergencia para evaluar dichos comentarios, los embajadores de países africanos ante la ONU, dijeron estar preocupados por la continua y creciente tendencia del gobierno de Estados Unidos a denigrar a África y a los descendientes africanos.

En un comunicado el grupo se dijo extremadamente consternado y “condena con firmeza los comentarios indignantes, racistas y xenófobos del presidente de Estados Unidos, ampliamente divulgados por los medios”

Trump negó haberse expresado de tal forma de países como Haití, El Salvador y Naciones de África, pero también agregó que sería mejor para su nación recibir a migrantes de naciones como Noruega. “El lenguaje que usé en el encuentro sobre el DACA fue áspero, pero esas no fueron las palabras que se usaron”, señaló el magnate en su cuenta de Twitter.

El senador demócrata Dick Durbin, quien estuvo en la reunión en la Casa Blanca sobre el plan de migración, confirmó que el presidente empleó lenguaje soez, incluida la expresión de mierda (“shithole countries”) en más de una ocasión.

Trump también negó haber dicho cualquier cosa peyorativa sobre los haitianos, además de que Haití es, obviamente, un país muy pobre y problemático. Las fuentes que revelaron las declaraciones de Trump en el encuentro y que hablaron de manera anónima con el diario The Washington Post afirmaron que el mandatario incluso solicitó dejar a Haití fuera de cualquier negociación migratoria.