méxico | 13 de Enero de 2018

Moisés Kalach en un acto en octubre pasado Foto Cristina Rodríguez

Por

Por 

La Jornada

Ciudad de México, 13 de enero.- Lo que resta del mes de enero será crucial para la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), afirmó Moisés Kalach, coordinador general del Cuarto de Junto del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI).

“Creemos que es una ronda crucial para que ver señales importantes de hacia donde va la negociación y si realmente vamos a tener la voluntad de poder llegar a un arreglo”, dijo el empresario sobre la sexta ronda de negociaciones que comenzará oficialmente el próximo día 23 de enero.

Agregó que lo que suceda de aquí al 30 de enero será de gran relevancia, pues esa fecha el presidente estadunidense Donald Trump dará su primer discurso del Estado de la Unión en el Congreso de su país.

Comentó que ya está listo el calendario de las mesas de trabajo, pues si bien oficialmente comienzan el 23, la agenda comenzará desde el día 21, por lo que el Cuarto de Junto del CCENI también comenzará a sesionar desde un principio.

Recalcó que el sector empresarial sigue siendo optimista en que se mantenga el acuerdo comercial vigente desde hace 24 años, pues si hicieran caso a los rumores de la posible salida de Estados Unidos, “ya hubiéramos estado fuera desde hace un año.”

Mencionó que en reuniones con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, es que “las cosas siguen” y puede haber ideas que tampoco deben sorprender, porque no son nuevas. Aseguró que el sector privado mexicano continua redoblando esfuerzos en el cabildeo para ganar más aliados en Estados Unidos.

Kalach adelantó que se espera que en la siguiente ronda que se realice en Montreal, Canadá, se cierren seis mesas. Cabe recordar que en la reunión intersesional realizada en Washington, D. C. en diciembre pasado concluyó con avances en la discusión técnica de temas como comercio digital, telecomunicaciones, facilitación comercial, empresas del Estado, Anticorrupción, pero no se cerraron capítulos.

Kalach insistió en que “lo mas importante es que veamos señales de aquí a entonces [30 de enero], en los siguientes días, que veamos señales de voluntad, de voluntad de querer negociar y de voluntad de quererse mover en algunos temas de los tres países, no nada más estamos hablando de Estados Unidos, Canadá tiene que hacer su parte, México la parte que nos corresponde.”

Añadió que más que cerrar capítulos, es primordial que se avance en otros temas, pues “si no se avanza del otro lado no van a tener el significado que deberían de tener.” Sobre los temas álgidos (automotriz, agroalimentario y textil), fue claro al comentar que no se esperan grandes avances, pero si se espera que se acorte la brecha entre las posiciones de cada uno de los socios del TLCAN.

Por otra parte, el empresario consideró que la reforma fiscal de Estados Unidos abre una oportunidad para la negociación, pues por ser también un año electoral en el país vecino del norte, México puede tener ventaja de que Trump no vaya fuertemente contra el TLCAN, aunque en días recientes el mandatario estadunidense condicionó continuar el acuerdo si es que México paga el muro fronterizo.

Por otra parte, Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y del CCENI, subrayó que si es una posibilidad que Estados Unidos salga del acuerdo comercial, por lo que la iniciativa privada no hace caso omiso de los rumores.

El líder empresarial dijo que durante 2017 el sector que encabeza ha trabajado para generar un entorno mediante el cual se venzan obstáculos, aunque reconoció que aún no lo han logrado del todo y han encontrado “caminos de solución” en la relación México-Estados Unidos, por lo que confían en que se sume la relación Estados Unidos-Canadá, para que la relación tripartita siga funcionando bien.