méxico | 13 de Enero de 2018

El presidente de la CEDH de Aguascalientes, Jesús Eduardo Martín Jáuregui, en imagen de archivo. Foto Tomada de la página www.webprensacedha.blogspot.mx

Por

Por 

Claudio Bañuelos, La Jornada

Aguascalientes, 13 de enero.- Cerca de 130 quejas se registraron en 2017 por presuntos actos de tortura en el estado, reveló el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Jesús Eduardo Martín Jáuregui.

“Hay un cambio sensiblemente, pues nosotros antes teníamos 30 quejas al año y ahora tenemos de 125 a 130. Esto tiene que ver con que se cambió el criterio de clasificación de los hechos violatorios, pues antes se disfrazaba de tortura como maltrato en la aprehensión y ahora no, siempre que tenemos elementos para sospechar de tortura, se etiqueta como tal y así se investiga”, aseguró.

Martín Jáuregui, quien el próximo martes concluye su gestión al frente de la CEDH, definió la tortura como un método que no sirve para procesar supuestos delincuentes; toda vez que las declaraciones pueden ser refutadas.

“La tortura es inútil dados los lineamientos actuales de los tribunales internacionales. Luego que las declaraciones bajo sospecha de tortura, todo lo que haya servido para incriminar se echa abajo por tribunales”, destacó.

Por último el ombudsman local ejemplificó en el caso de nueve personas que fueron torturadas presuntamente en separos policiacos del C4, durante julio del año pasado, y que derivó en una baja masiva de los entonces titulares de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

“Se comprobó que fueron detenidos y llevados al C4, donde no funcionaba la cámara de la puerta de salida de los separos y las demás cámaras que debían estar en operación, su material fue borrado. Participaron gente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de la ONU y se dieron estos cambio”, puntualizó.

Sondeo

Estás de acuerdo en que el gobierno estatal que se elegirá en 2019 sea de: