Baja California | 13 de Enero de 2016

Laura Torres, luego de rendir su informe de labores.
Laura Torres, luego de rendir su informe de labores. Foto La Jornada BC

Por

Por 

Antonio Heras

Playas de Rosarito, 13 de enero.- Una mezcla de priístas y panistas se registro en las instalaciones del ayuntamiento de Playas de Rosarito en un acto protocolario que se convirtió en pasarela política.

Diputados de ambos grupos parlamentarios, incluidos aliados suyos del Panal y PVEM, además de funcionarios federales, estatales y municipales de distintas corrientes políticas coincidieron en el segundo informe de la legisladora Laura Torres Ramírez.

Sin seguir guión ni cuartillas de algún discurso "incendiario", la priísta hizo gala de una oratoria prácticamente olvidada entre los políticos de la región.
La antropóloga social es aspirante a la alcaldía de Playas de Rosarito por el PRI.

En representación del gobierno estatal, Francisco Rueda se instaló en el presídium, así como el alcalde Silvano Abarca, el coordinador de la bancada tricolor René Mendivil y la presidenta del Congreso del estado, Irma Martínez, de Nueva Alianza.

"Una amiga que ha luchado por las mujeres", dijo Irma Martínez ante cerca de mil asistentes, entre los cuales también se encontraban aspirantes a candidaturas, entre ellos, David Saúl Guakil, Carlos Barboza, Fernando Serrano, Armando Reyes, el propio Mendívil y Carolina Aubanel.

Vestida de rojo, sostuvo que en Rosarito "todos somos familia" y lamentó que siete de cada diez habitantes de este municipio viven preocupados por la situación económica porque faltan sueldos y no alcanzan los recursos económicos.

Ante una primera fila ocupada por la clase política regional, entre ellos su padre, el empresario Hugo Torres, ex presidente del Concejo Municipal de Rosarito y ex alcalde por el PRI, y la secretaria de Trabajo, Juanita Pérez, habló sobre sus logros parlamentarios, entre ellas la promoción de la ley que privilegia la igualdad de género en las candidaturas a todos los cargos de elección popular de Baja California. "Esto cambio el rostro político de la entidad", dijo.

Luego de anunciar la inversión de la empresa Hyundai, que ocupará a dos mil trabajadores, criticó que la violencia de género parece olvidar el peso que tiene la mujer en la sociedad y en la familia. Por eso, explicó, "apoyo toda iniciativa de ley que busque asegurar la vida de las mujeres.

"Estoy en política porque quiero entregar a nuestros hijos el Rosarito que se merecen, un horizonte de posibilidades", concluyó.

El secretario general de Gobierno, Francisco Rueda, ponderó el informe de rendición de cuentas que realizó Laura Torres.