Baja California | 12 de Diciembre de 2017

No se ha lanzado una alerta sanitaria porque solo ha sido una persona la que bebió de una botella presentación de 600 mililitros, misma que está fuera de peligro Foto Luis Arellano

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 12 de diciembre.- Hasta el momento, la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) mantiene bajo su resguardo 8 mil 207 refrescos de Manzanito Sol y se continúa el aseguramiento del producto, indicó el titular de la dependencia, Leopoldo Jiménez Sánchez.

Dijo que desde las 21 horas del jueves 7 de diciembre, la dirección a su cargo empezó con la ubicación de los lugares donde se distribuyó el lote de refrescos en que venía una botella contaminada con metanfetamina.

Comentó que no se ha lanzado una alerta sanitaria porque solo ha sido una persona la que bebió de una botella presentación de 600 mililitros, misma que está fuera de peligro.

La Cofepris está coordinada con las procuradurías de Justicia Estatal y federal, pues les han puesto a disposición todo el producto, destacó el funcionario de la Secretaría de Salud.

Jiménez Sánchez expuso que la recomendación para la ciudadanía es que se abstenga de comprar esas bebidas hasta que la Secretaría indique lo contrario.

Aclaró que el aseguramiento del producto se dio tanto en los almacenes de la empresa como en los abarrotes cercanos a la tienda donde vendieron el refresco contaminado.

Refirió que ante los casos de intoxicación con a bebida 7Up en septiembre pasado, la empresa Pepsico destruyó 500 mil botellas del refresco, situación que fue verificada por la Cofepris, aseguró el director.  

Jiménez Sánchez dijo que se tienen ubicados los lotes del refresco contaminado, por lo que en este momento se está a la espera de recibir el resultado toxicológico del producto asegurado.

Una vez con esos resultados, la Secretaría de Salud informará si hay necesidad de implementar otras medidas de seguridad, aseguró el director de Cofepris.

La ciudadanía debe tomar en cuenta las características comunes de los refrescos, porque no deben ser espesos, el color ni el olor deben cambiar, además de que el ciudadano debe escupir inmediatamente si al beberlo perciben un sabor extraño, además de entregar a la autoridad el producto alterado, expresó el funcionario.