Baja California | 12 de Noviembre de 2015

Los padres de la niña acusaron a su familiar de abusar sexualmente de la menor, el 18 de septiembre del presente año; la denuncia quedó asentada en el Número Único de Caso 41050/2015. Foto Jorge Heras

Por

Por 

Jorge Heras

Mexicali, 12 de noviembre.- A sus nueve años de edad, Mayli es víctima de violación pero también de las instituciones de procuración de justicia y protección a la infancia.

Una niña de Mexicali fue abusada sexualmente por un familiar, un tío procedente de Oaxaca que albergaban sus padres en su casa desde hacía varios meses.

Luego de presentar un comportamiento extraño en la escuela, la menor monitoreada por sus maestros fuera de aula para identificar qué sucedía.

Mayli les confesó que el primo de su papá la había violado, por lo que los docentes avisaron a sus padres con la advertencia de que inmediatamente interpusieran una denuncia para que el caso no quedara impune.

Neftalí y Minerva acudieron junto con su hija a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en donde acusaron a su familiar de nombre Francisco Javier Domínguez de abusar sexualmente en contra de la menor, el 18 de septiembre del presente año; la denuncia quedó asentada en el Número Único de Caso 41050/2015.

El personal de la PGJE, sin realizar examen médico a Mayli ni buscar al presunto responsable, le despojaron a su hija que rompía en llanto al no saber qué sucedía.

El padre declaró a La Jornada Baja California que los abogados de la Unidad Especializada de Delitos Sexuales le dijeron que la única forma de regresarle a su hija era que llevara personalmente a su primo a declarar ante el Ministerio Público.

En tanto, la niña de nueve años de edad fue trasladada al albergue del DIF ubicado en la colonia Guajardo, donde permanecerá hasta que se cumplan las condiciones dadas.

No obstante que el papá localizó a su familiar, pues tenía semanas que no vivía con él, la Policía Ministerial nunca acudió por él para que presentara su declaración.

Neftalí sostiene que su caso ha sido archivado ya que no se inició siquiera una averiguación.

Además comenta que la Procuraduría para el menor del DIF les exigió que cumplan con todos los procedimientos para que su hija les sea devuelta; en especial deben de tomar ocho sesiones de un curso sobre responsabilidad parterna, el cual tiene una duración de cuatro meses, toda vez que cada dos semanas se lleva a cabo una plática.

"No es justo porque el responsable de lo que le hicieron a mi hija está libre y a ella nos la quieren dar posiblemente hasta marzo.... De qué sirve denunciar si los perjudicados somos nosotros porque a la autoridad no le importa resolver los casos", aseveró Neftalí.

Los padres de Mayli solo pueden verla durante una hora cada lunes y jueves hasta que la Procuraduría y el DIF determinen qué sucederá con su caso.