Baja California | 12 de Octubre de 2017

Cuando la diputada perredista Rocío López Gorozave quiso entrar con su automóvil, los inconformes no permitieron que el carro avanzara y la diputada tuvo que bajar del carro Foto Luis Arellano

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 12 de octubre.- A 13 días de que se declarara en receso la sesión una extraordinaria del 29 de septiembre pasado, el Poder Legislativo de Baja California reanudó labores sin la inclusión de los dictámenes 94 y 95 de la Comisión de Hacienda y Presupuesto.

El edificio del Congreso del Estado continúa resguardado por elementos policiacos, tanto en su interior como en el exterior, donde tras el anuncio de sesión ordinaria llegaron más agentes ministeriales y municipales.

Previamente, el diputado presidente Benjamín Gómez Macías informó que no estaban incluidos los dictámenes de la confrontación en el orden el día de la sesión extraordinaria que permanecía pospuesta; tampoco fueron incluidos en el orden del día de la sesión ordinaria programada para este mismo jueves 12 de octubre, decisión tomada en el seno de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Una hora antes de las 10 de la mañana, la entrada del estacionamiento fue resguardada y hasta ahí llegaron los integrantes de Mexicali Resiste que querían entrar a la sesión.

Cuando la diputada perredista Rocío López Gorozave quiso entrar con su automóvil, los inconformes no permitieron que el carro avanzara y la diputada tuvo que bajar del carro. 

Personal del Congreso del Estado intentó resguardarla para que ingresará al perímetro protegido por la policía, pero ahí empezaron los empujones y hasta jaloneos contra la legisladora.

Una gresca similar ocurrió cuando ingresó el diputado panista Miguel Osuna Millán, aunque otros diputados entraron sin problema.

Casi simultáneamente, personal del Congreso del Estado dejó pasar por una de las puertas laterales a ciudadanos vestidos con camisetas y gorras blancas con la leyenda “Palaco Municipio”. En ese contingente entraron niños y hasta bebés, quienes posteriormente ocuparon las butacas frontales del recinto parlamentario. 

Más tarde, por la puerta principal, se permitió la entrada a más ciudadanos vestidos con gorra y camiseta blanca; también a los manifestantes de Mexicali Resiste y a otro grupo de ciudadanos de San Quintín que están a favor de las desaladoras para que puedan tener agua.

Antes de la sesión, hubo reclamos entre los mismos ciudadanos y ya iniciada, los gritos no cesaron, aunque finalmente la asamblea extraordinaria en receso fue concluida y al instante el presidente del Congreso inició la sesión ordinaria.

El dictamen 94 con la aprobación del Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo, Comunicación e Inteligencia (C5i) sigue sin someterse a votación; tampoco el 95, con la anuencia de tres proyectos de Asociación Público Privadas, dos desaladoras y una obra de drenaje pluvial.

Sondeo

¿La polémica generada por la salida de Margarita Zavala del PAN influirá en el resultado de las elecciones de 2018?