Baja California | 12 de Octubre de 2017

Manifestantes dentro del Congreso Foto Captura de pantalla

Por

Por 

Redacción

Mexicali, 12 de octubre.- Manifestantes contra la construcción de una desaladora en Playas de Rosarito y personas que se dicen habitantes de San Quintín y apoyan la creación de una planta para procesar agua de mar en esa demarcación se confrontaron en la sala de sesiones del Congreso local para defender cada uno su postura.

Los habitantes del sur de Ensenada pidieron el apoyo de los manifestantes para tener acceso al recurso, y los mexicalenses respondieron con consignas de "¡no a las APPs!" y a su vez los visitantes respondieron con "¡se ve, se siente, San Quintín está presente!".

La gente de San Quintín toma agua salada, dijeron los habitantes de esa comunidad, en tanto que los integrantes de Mexicali Resiste argumentaron que están en contra de que el estado se endeude con nuevos proyectos.

La sesión del Congreso -que concluiría los trabajos suspendidos el 29 de septiembre pasado por manifestaciones- había sido programada para las 10 de la mañana, pero a las 10:45 solo había quince de los 25 diputados.