méxico | 12 de Septiembre de 2018

Se contradicen Tello y su titular de Desarrollo sobre empleos y derrama. Foto archivo

Por

Por 

Alfredo Valadez Rodríguez / La Jornada
Zacatecas, Zac. 12 de septiembre.- El gobernador Alejandro Tello Cristerna anunció a habitantes de la cabecera municipal de Sombrerete la reapertura de la mina San Martín, propiedad de Germán Larrea Mota Velasco, que hace tres semanas fue ‘‘recuperada’’ mediante una incursión policiaca y militar en esa localidad limítrofe con el estado de Durango.

El 21 de agosto pasado, más de 150 policías estatales y municipales con equipos antimotines, acompañados por elementos del Ejército Mexicano, ‘‘recuperaron’’ el yacimiento.

Tal incursión fue ilícita, pues la mina está legalmente en huelga desde hace 11 años, alegó la sección 201 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (Sntmmssrp), que lidera el ahora senador Napoleón Gómez Urrutia.

Con una ‘‘réplica’’ de su segundo informe de gobierno, ‘‘ante miles de personas provenientes de ocho municipios’’ de la región, Tello Cristerna manifestó: ‘‘Unidos se consiguió un acuerdo histórico para la reapertura de la mina, que impactará a miles de familias en materia económica y generación de empleos’’.

La reapertura la realizarán afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Exploración, Explotación y Beneficio en Minas de la República Mexicana (sindicato de beneficio o de empresa), denunciaron el secretario general de la sección 201 del Sntmmssrp, José Núñez Velázquez, y su abogado, Nair Velazco.

Recordaron que el 28 de febrero de 2018 la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) realizó –a petición de la compañía de Germán Larrea– un recuento de afiliados en Sombrerete (bajo vigilancia de policías estatales) para buscar romper la huelga y arrebatar el contrato colectivo de trabajo al Sntmmssrp.

Ese recuento, explicaron, fue impugnado por el Sntmmssrp, pues se permitió votar a ‘‘esquiroles’’ enviados por Grupo México con la intención de imponer el sindicato de beneficio. Ese 28 de febrero este gremio se declaró ganador del recuento, hecho destacado por el gobernador Tello Cristerna y por Grupo México en medios locales.

Cuatro meses después, el 26 de junio de 2018, la JFCA emitió un laudo que ratificó el supuesto triunfo del sindicato de beneficio, lo que de inmediato fue impugnado por el Sntmmssrp y el pasado 8 de agosto le dio la razón el primer tribunal colegiado en materia de trabajo del primer circuito, que tras revisar el recurso de inconformidad T.08/2018, declaró insubsistente el laudo de la JFCA del 26 de junio. Aun cuando la operación policiaca-militar la rompió, la huelga legalmente persiste.

No obstante, Tello Cristerna aseguró que con la reapertura del yacimiento habrá un nuevo impulso al desarrollo económico de la región, ‘‘con la creación de 3 mil 104 empleos bien remunerados, así como una derrama económica de 499 millones de dólares durante los próximos 12 años’’.

Sin embargo, en entrevista aparte, Carlos Bárcena Pous, secretario de Desarrollo Económico de la entidad, confirmó que Grupo México dará en esa mina a solamente ‘‘entre 600 y 700 empleos directos’’, así como unos 3 mil indirectos.

También contra lo señalado por el gobernador, el funcionario estatal afirmó que con la operación de la mina (que está en rehabilitación tras 11 años detenida), ‘‘la derrama económica estimada es de 700 millones de pesos anuales. Estamos complacidos por este acuerdo entre el sindicato que tiene la titularidad del contrato y la empresa’’.

Dentro de unos seis meses, cuando empiecen a realizarse actividades de explotación, extracción y procesamiento, la mina San Martín del municipio de Sombrerete producirá plata, oro, cobre, zinc y plomo, principalmente.