méxico | 12 de Septiembre de 2018

¡Ya cayó!, ¡ya cayó!, corearon los morenistas junto con diputados de PT y PES después de la votación en la Cámara de Diputados. Foto José Antonio López

Por

Por 

Néstor Jiménez y Roberto Garduño / La Jornada
Ciudad de México, 12 de septiembre.- La bancada de Morena y sus aliados, el PES y PT, ejercieron, por vez primera, su mayoría absoluta al aprobar un exhorto dirigido al Presidente de la República, a la SEP –en particular a la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente–, al Instituto Nacional para la Evaluación Educativa y a las autoridades educativas de todos los estados, para echar abajo de manera inmediata e indefinida la evaluación magisterial.

A gritos, los diputados provenientes del magisterio disidente expusieron que la citada evaluación ha resultado perjudicial en el proceso de enseñanza. Después de la votación a favor del exhorto, los diputados de Morena festinaron a coro "¡ya cayó!, ¡ya cayó!"

El representante de Morena, Irán Santiago, posicionó el exhorto a las autoridades federal y de los estados. "Los maestros de México no se niegan a la evaluación. Sí a una evaluación formativa, no punitiva, una evaluación que mejore el proceso de enseñanza-aprendizaje de nuestros alumnos y nuestras alumnas".

El perredista Emmanuel Reyes adujo que "suspender los procesos de evaluación no debe significar restaurar simulaciones, complicidades, distorsiones o vicios que aún persisten en la contratación y promoción de las y los maestros". Mientras la petista Hildelisa González consideró que "la desvalorización del docente se ha incrementado con la mal llamada reforma educativa, la cual ha sido una reforma lesiva, que ha atacado los derechos laborales del magisterio. Ha tenido un carácter sancionatorio".

Por el contrario, Hortensia Garay, del PRI, ponderó los efectos de la reforma, pues "descalificar y destruir es fácil. No compartimos este acto de oportunismo e irresponsabilidad que plantea el tema con una visión parcial y sesgada de un solo aspecto del sistema educativo nacional".