deportes | 12 de Septiembre de 2017

Paola Espinosa, clavadista mexicana Foto La Jornada

Por

Por 

Redacción

Ciudad de México, 12 de septiembre.- Sonriente y con los ánimos por los cielos para encarar sus quintos Juegos Olímpicos en Tokio 2020, Paola Espinosa retornó a los entrenamientos bajo el mando del profesor Iván Bautista Vargas, en Guadalajara.

La doble medallista olímpica en Pekín 2008 y Londres 2012 informó en redes sociales su regreso con una foto en las instalaciones del Consejo Estatal para el Fomento Deportivo de Jalisco, a casi mes y medio del nacimiento de Ivana, su primogénita.

Es tiempo de comenzar. Poco a poco, incorporándome a mi nuevo equipo #TeamBautista. Gracias por la bienvenida, escribió en su cuenta de Twitter, con una imagen en la que aparece con Iván García –su compañero sentimental–, Germán Sánchez y Alejandra Orozco, el entrenador y directivos del deporte jalisciense.

La campeona mundial de Roma 2009 en la plataforma y única mexicana que ostenta esa proeza, así como la plata y bronce olímpicos y una colección de metales en otras justas internacionales durante 20 años de trayectoria, se prepara para la nueva incursión en el trampolín de tres metros, con la mira puesta a continuar su cosecha en los compromisos de 2018, que abrirá con la justa regional colombiana en Barranquilla.

Espinosa, de 31 años, inició ayer la etapa física general en las instalaciones deportivas tapatías, donde era observada por Bautista y su grupo de auxiliares.

Paola se convirtió en madre el pasado 31 de julio con el nacimiento de Ivana García Espinosa.