deportes | 12 de Septiembre de 2017

Tovar debutó como juez central en 2004 en el duelo entre América e Irapuato Foto Liga MX

Por

Por 

La Jornada

Ciudad de México, 12 de septiembre.- La llegada de árbitras a la primera división del futbol nacional “tardará mucho porque la realidad es que México todavía es un país machista y no se les da oportunidad a quienes ya están preparadas”, aseveró la ex silbante Virginia Tovar.

Ante el reciente debut de Bibiana Steinhaus, en la Bundesliga, la mexicana aclaró que la alemana no es la primera juez central en dirigir un partido de primera división en el mundo, sino sólo en la liga germana.

“Antes que ella existimos varias, yo fui la primera y hasta el momento la única en hacerlo en México, y creo que voy a seguir siéndolo por mucho tiempo más, ¡a ver si me hacen un monumento!

“Pero antes de mí también hubo otras de distintos países que pitaron en primera división como Ave María Alpizar, de Costa Rica”, indicó.

Tovar debutó como juez central en 2004 en el duelo entre América e Irapuato; sin embargo, su logro duró poco pues sólo pitó en cuatro partidos oficiales.

Relató que precisamente “el machismo” de directivos y federativos fue el que le impidió continuar con su carrera en el máximo circuito.

“Aarón Padilla cuando estaba a cargo (de la Comisión de Arbitraje) no quería que yo siguiera pitando, ni Carlos González, ellos no querían mujeres. Me costó mucho trabajo llegar a donde estaba, en la condición física estaba a la par de Chiquimarco (Marco Antonio Rodríguez) y de otros árbitros internacionales, pero me empezaron a relegar y decidí retirarme, en ese momento dije ‘vale más mi tiempo y mi persona’, me valoré y me fui”, declaró en entrevista con La Jornada.

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?