méxico | 12 de Septiembre de 2017

Una residente muestra su casa que quedó al borde de un socavón y podría derrumbarse, en San Juan Tlihuaca, Nicolás Romero Foto Silvia Cávez

Por

Por 

La Jornada

Estado de México, 12 de septiembre.- Vecinos de San Luis Tlihuaca brindan alojamiento, alimento y botellas de agua a familias desalojadas de la calle Tejocote, donde por segundo día consecutivo la alcaldía local no proporcionó ayuda a afectados en dicho lugar en el cual se registró el derrumbe del techo de una mina que abrió un boquete de 30 metros de diámetro y diez metros de profundidad.

En esa zona se desplomó un auto y un tramo de la calle, lo que obligó el desalojo de tres viviendas.

"Nada, nos han dado nada (las autoridades) si hemos tenido comida ha sido de los vecinos", lamentó Martín Domínguez Álvarez, quien desde el domingo reciente fue desalojado de su vivienda habitada por ocho personas y que se ubica en riesgo de derrumbarse por la casa contigua de otro familiar, la cual quedó al filo del socavón.

Por segundo día, las familias de Martín, Alejandro Alcázar Amador, Jessica Jazmín Domínguez, Lucía Lizbeth y Luis Alberto Maya Aguilar, esperan el envío de ayuda humanitaria luego de que fueron desalojados de los inmuebles que ocupaban pues están en suelo inseguro; "no nos dejan entrar ni por cobijas", comentó uno de ellos.

Insistieron que el domingo por la tarde ocurrió el colapso del techo de la mina, y desde ese día funcionarios del gobierno municipal de la alcaldesa Angelina Carreño Mijares, dijeron que llegarían geólogos a realizar una evaluación del suelo cavernoso pero hasta el martes pasadas las 17:00 no llegaba ninguna autoridad.

"No nos dejaron sacar ni ropa, no tenemos cobijas y todos dormimos en un cuarto que nos prestaron. Nadie nos ha venido a ayudar", insistieron algunos de los afectados, quienes dijeron haber comprado predios de 150 metros cuadrados en 30 mil pesos, algunos tenían 16 a 30 años viviendo en la zona.

Los desalojados pidieron a las autoridades certidumbre sobre la seguridad del suelo, que se aclare el tamaño del ramal y sobre todo, saber si los predios donde construyeron sus casas son habitables o no. "Nos dicen que van a llegar geólogos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o del Instituto Politécnico Nacional (IPN) pero no han venido", comentaron.

Lucía Lizbeth Quintero Chávez, madre de cinco menores de edad de entre 13 y siete años de edad, dijo que el domingo no estaba en casa porque salió por alimentos y en una tienda le avisaron que había un derrumbe, "yo lo que quería era ver a mis hijos, pero gracias a Dios no les había pasado nada".

La casa de Lucía Lizbeth quedó en el filo de la mina y entre domingo y martes registró tres deslaves y unos centímetros de su vivienda ya está en vilo. Dijo que nunca conoció que vivía en zona minada. Desde el domino no ingresa a su domicilio integrado por dos recámaras, una sala y cocina.

Rodolfo Vargas Hernández, de 22 años de edad, desde calle Tejocote observa su auto un Neón modelo 1998, el cual compró hace un mes en 25 mil pesos y que le servía para viajar de Nicolás Romero a la Ciudad de Toluca a labrar como pintor; "perdí auto y empleo, pues desde esta zona usar auto es la única forma de ir directo a la capital del estado", comentó.

Los vecinos y las familias también se han dado a la tarea de vigilar que no haya rapiña en sus viviendas, pues la policía asignada a la zona, se retira a las ocho de la noche. A esa hora los afectados se turan para vigilar su patrimonio de noche y de madrugada.

En la calle Tejocote, vecinos instalaron una mesa para hacer acopio de alimentos. Una cazuela con chicharon en salsa verde y arroz fueron alimentos donados este día por colonos de la zona. Afectados dijeron que empleados del municipio les informaron que había un albergue, pero se ubica a 5 kilómetros de distancia y argumentaron que la ayuda se requiere en la zona afectada.

El gobierno de Nicolás Romero, en un comunicado de prensa, informó que dos casas se encuentran en latente riesgo de derrumbe y que especialistas en geología del gobierno estatal, geólogos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y/o Politécnico Nacional, dictaminarán posibles riesgos y las recomendaciones a seguir.

Protección Civil del Gobierno Municipal se presentó en el lugar acordonando la zona y desalojando a las familias de 2 viviendas que se encontraban en latente riesgo. Insistió que está disponible un albergue en Casa de Cultura de colonia La Colmena, pero los vecinos afectados decidieron alojarse en casa de sus familiares.

En tanto, el delegado de comisariado ejidal de San Juan Tlihuaca, Donaciano Nieves, ofreció a los afectados reubicarlos a terrenos de seguros, ofreciendo constancia de posesión y de domicilio a cada una de las familias afectadas.

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?