méxico | 12 de Agosto de 2017

Guillermo Anaya durante la campaña por la guberntura de Coahuila Foto Twitter

Por

Por 

Leopoldo Ramos, corresponsal

Saltillo, 12 de agosto.- Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) cateó dos domicilios que durante el pasado proceso electoral sirvieron como casas de campaña del ex candidato del PAN al gobierno del estado, José Guillermo Anaya Llamas.

Las diligencias se desarrollaron de manera simultánea a partir de las 20 horas de este viernes y se extendieron hasta la madrugada del sábado, y están relacionadas con una denuncia del PRI sobre el presunto fraude con tarjetas bancarias que la Alianza Ciudadana por Coahuila, al frente de la cual estuvo el PAN, habría canalizado el pago de promotores políticos durante mayo y junio, periodo de la campaña electoral. También se buscan evidencias sobre gastos de propaganda de la campaña panista.

Uno de los domicilios que se revisaron se localiza en el número 100 de la calle Manuel Acuña en la colonia Capellanía de Ramos Arizpe, municipio de la zona metropolitana de Saltillo. El inmueble es propiedad del panista Ernesto Saro Boardman, alcalde y diputado federal en dos ocasiones, además de senador. El otro cateo fue en la calle Salto Real 566 de la colonia Valle Real, al norte de Saltillo. La orden de cateo la emitió la jueza penal de primera instancia del sistema acusatorio y oral, María Antonieta Leal Cota.

“Los objetos o evidencia material que el ministerio público espera encontrar y respecto a los cuales solicitan el cateo, es dinero en efectivo, un recibo suscrito por Francisco Gerardo Cubera Valenzuela por 100 mil pesos y cualquier indicio o evidencia asociativa que se pueda localizar; propaganda con el nombre o el logo del grupo ‘Memilleros’, como playeras, calcomanías, escudos, facturas, recibos o cualquier otro documento que indique quién manufacturó esta publicidad”, señala la orden de cateo.

Guillermo Anaya, ex candidato a gobernador de la alianza entre el PAN, Encuentro Social y los partidos estatales Unidad Democrática y Primero Coahuila, identificó los cateos como “persecución política” de parte del gobierno estatal del PRI. “Rubén Moreira inicia persecución política. Buscan intimidar con prácticas dignas de Nicolás Maduro en Venezuela”, tuiteó.

En un comunicado, recordó el juicio de nulidad que promueve para tratar de revertir el triunfo del ex candidato del PRI, Miguel Riquelme y aseguró que el gobierno estatal “está desesperado” ante la eventual anulación de los comicios del 4 de junio, de ahí que “se utilizó esta noche al aparato de seguridad y justicia para perseguir sin fundamento a la oposición”.

Añadió: “definitivamente se trata de un asunto con fines políticos; es una barbaridad que en pleno siglo XXI quieran amedrentar a familias que apoyaron a un proyecto distinto al PRI-gobierno. Condenamos enérgicamente estas acciones de represión y hacemos responsable a Rubén Moreira de cualquier trampa o plan perverso para inventar o sembrar cosas”.

Sondeo

¿Es suficiente el retiro de concesiones de taxis amarillos ante los actos de violencia de sus choferes?