Baja California | 12 de Julio de 2019

La modificación al octavo transitorio no vulnera los derechos electorales, afirma el presidente del Colegio de Abogados de Tijuana. Foto Ángel Ramírez

Por

Por 

Ángel Ramírez

Tijuana, 12 de julio.- No hubo inconstitucionalidad, ni ilegalidad en el actuar de los diputados del congreso local al modificar el artículo octavo transitorio de la Constitución que amplía el periodo del próximo gobierno estatal de dos años a cinco años, afirmó el presidente del colegio de abogados constitucionalistas de Tijuana, José Hans Zamorano.

“Baja California es un estado libre y soberano y los representantes del pueblo son los diputados, y haciendo uso de sus facultades fue que modificaron el transitorio”, mencionó Zamorano.

La ilegalidad o inconstitucionalidad se hubiera dado en dos casos, si una vez habiendo tomado protesta el gobernador electo, el Congreso amplía el tiempo de gobernación o si los diputados hubiesen ampliado el término en más de seis años.

Únicamente están facultados para presentar un recurso de inconstitucionalidad el 33 por ciento de los diputados locales o el procurador de Justicia de la nación. Este procedimiento únicamente puede ser recibido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, mencionó el abogado.

Sobre las apelaciones o solicitudes por parte de los partidos políticos, Zamorano indicó que estos no están facultados dado que la modificación del octavo transitorio no vulnera sus derechos electorales además de que también descartó intervención del Tribunal Electoral ya que la reforma fue a la Constitución del estado y no a la Ley Electoral.

El abogado José Hans Zamorano se pronunció a favor de la modificación del término de gobernación a cinco años argumentando que “una gubernatura de dos años no va a traer inversiones, no se van a poder plantear los programas de gobierno, de infraestructura, de seguridad que tanto necesita nuestro estado. Creo que fue correcto lo que hicieron los diputados y fue apegado a derecho, no hubo ilegalidad porque no hubo actuaciones que no estuvieran apegadas a la constitución política del estado”.