méxico | 12 de Julio de 2019

La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, puntualizó que por tratarse de una zona federal serán las autoridades de la Federación las que determinen si realmente el derrame fue controlado. Foto archivo La Jornada

Por

Por 

Cristina Gómez Lima / La Jornada
Guaymas, Son., 12 de julio. La Terminal Marítima en este puerto fue acordonada y se impidió el paso a autoridades municipales y estatales que solicitaron ingresar al área para supervisar y diagnosticar los daños tras el derrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico por parte de Metalúrgica de Cobre SA de CV –subsidiaria de Grupo México– en aguas del mar de Cortés. El acceso fue restringido, según les dijeron, por tratarse de una zona federal.
 
Funcionarios de Protección Civil y Ecología del ayuntamiento de Guaymas comparecieron este jueves ante el cabildo, donde afirmaron que tras el derrame, ocurrido alrededor de las 15 horas del martes, intentaron hacer una supervisión de afectaciones, pero no se les permitió el paso a las instalaciones de la Administración Portuaria Integral, donde se vertió la sustancia tóxica.
 
Autoridades del puerto dieron a conocer que una falla en las válvulas de las tuberías conductoras de Metalúrgica de Cobre SA de CV durante un proceso de trasvase a un buque fue lo que ocasionó el derrame de tres mil litros de ácido sulfúrico, la misma sustancia que el 6 de agosto de 2014, Grupo México -–de Germán Larrea– derramó en las aguas del río Sonora.
 
Sin embargo, para Luis René Puig Arvizu, titular de la Unidad Municipal de Protección Civil, la fuga no causó ningún daño; incluso, sostuvo que 3 mil litros de ácido no son nada para el volumen de agua en el mar. Dijo que elementos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) neutralizaron los tóxicos.
 
"Tengo las evidencias de todos los trabajos que hicieron de neutralización, como les digo no hay un riesgo, no hay un daño, son casi nada tres mil litros de ácido", reiteró el funcionario en su comparecencia.
 
Sara Valle Dessens, alcaldesa de Guaymas dijo que se solicitará la intervención de la Semar para que a su vez pida a la empresa Metalúrgica de Cobre SA de CV mayor información de la afectación a la bahía de Guaymas.
 
"Muy preocupante la situación, tanto protección civil como ecología estuvieron al pendiente pero no pudieron ingresar porque es zona federal, pero tenemos información de elementos de la marina en el sentido de que la fuga fue controlada", declaró la munícipe.
 
Por su parte, la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, condenó que por segunda ocasión el consorcio trasnacional de Germán Larrea haya vertido sobre aguas de territorio sonorense sustancias tóxicas, tras el derrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico al mar de Cortés.
 
Puntualizó que por tratarse de una zona federal serán las autoridades de la Federación las que determinen si realmente el derrame fue controlado. Dijo que solicitará a la empresa un informe de cómo ocurrió el derrame.
 
"Es muy lamentable que haya sucedido esto; la verdad es que nos agarró a todos por sorpresa y espero que las autoridades federales hagan lo que tengan que hacer jurídicamente y apegados a la ley", apuntó la mandataria priísta.

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?