Baja California | 12 de Julio de 2019

El líder del Senado, Martí Batres, advirtió que no hay riesgo que se modifique el principio constitucional de no relección, ya que es uno de los fundamentos de la democracia, que nada tiene que ver con el caso de Baja California. Foto Roberto García / archivo La Jornada

Por

Por 

Georgina Saldierna y Andrea Becerril / La Jornada
Ciudad de México, 12 de julio. Mientras el PAN aseguró ayer que la reforma que amplía de dos a cinco años el mandato de la próxima gubernatura de Baja California es un ensayo para impulsar la repetición en la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador, el líder del Senado, Martí Batres, advirtió que no hay riesgo alguno de que se modifique el principio constitucional de no relección, ya que es uno de los fundamentos de la democracia, que nada tiene que ver con el caso de esa entidad.

En medio del escándalo generado por la modificación que aprobó el Congreso bajacaliforniano, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, dio a conocer que esta cámara revisa la determinación, ya que está obligada a velar por el pacto federal.

No queremos ser injerencistas, pero sí desarrollamos nuestras facultades, explicó al señalar que se actuará sin cometer excesos.

Por la mañana, el vocero del blanquiazul, Fernando Herrera, aseguró que Morena corrompió a diputados panistas para prolongar a cinco años la gestión del candidato electo Jaime Bonilla, en lo que constituye un ensayo local para colocar en la opinión pública nacional un precedente de ampliación de mandato, que se buscará aplicar en beneficio del jefe del Ejecutivo federal.

Según Herrera, es claro que el gobierno tiene en marcha una estrategia bien definida, planificada y evaluada para constituir una dictadura y posiblemente una tiranía. “Baja California –dijo– es una más de las medidas tácticas en esa ruta, igual que las presiones al Instituto Nacional Electoral (INE), la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y los organismos autónomos”.

Los senadores Damián Zepeda y Manuel Añorve, del PAN y el PRI, respectivamente, declararon más tarde que no sería "descabellado" que Morena busque modificar la Constitución Política para alargar la administración de López Obrador.

Al preguntarle sobre el riesgo de que la decisión del Congreso de Baja California se traduzca en la relección presidencial, el senador Batres sostuvo que ningún partido va a tocar ese principio irreductible.

Resaltó que el propio Presidente ha sido claro al señalar que no buscará repetir en el cargo, y ni Morena ni ninguna fuerza política va a proponer que se toque ese principio, que es producto de la Revolución. Pidió no entrar a un debate falso y agregó: "El Presidente fue electo por seis años y punto".

En tanto, el representante del PRD ante el INE, Camerino Márquez, explicó que ya está cerrada la posibilidad de impugnar la prolongación de la gubernatura ante el Tribunal Electoral Electoral del Poder Judicial de la Federación, por lo que el camino a seguir es interponer la acción de inconstitucionalidad ante la SCJN.

Una vez que la reforma se publique en el Diario Oficial del estado, cuenta con 30 días naturales para presentar el recurso, precisó al recordar que los partidos tienen personalidad jurídica para interponer esa acción.

Por otra parte, el PAN informó que inició ayer el proceso de expulsión de siete diputados locales, la alcaldesa de Playas de Rosarito, Mirna Rincón Vargas, y el síndico Miguel Ángel Vila Ruiz, por haber aprobado la extensión de la gubernatura de Baja California.

Sondeo

¿Qué opinas de que el próximo gobierno de BC sea de 5 y no de 2 años?