Chihuahua | 12 de Junio de 2018

En el municipio de Urrique, donde reventó la presa de desechos tóxicos, siguen encontrando partes humanas de la gente que pereció en el pasado accidente. Foto La Jornada

Por

Por 

Rubén Villalpando / La Jornada

Ciudad Juárez, 12 de junio.- Personal que busca a cinco personas de la mina Río Tinto, en el municipio de Urique donde reventó la presa de jales (desechos tóxicos) siguen encontrando más partes humanas, hoy hallaron un brazo, un pie izquierdo y abdomen que van a ser analizadas con el ADN para definir a quienes pertenecen.

En tanto, la empresa minera Río Tinto, S.A. de C.V. informó “que están atentos y resolviendo las necesidades de los deudos y sus familias”.

Por su parte, habitantes de Urique y trabajadores informaron que la contaminación de los desechos abarca una línea de 29 kilómetros y que en poblaciones vecinas de Sinaloa, donde viven familiares de varios de ellos, prohibieron tomar agua del río y presa cercana por temor a la contaminación.

Las últimas partes encontradas son en la comunidad El Salto donde había un brazo, un pie izquierdo y abdomen, el sábado pasado se localizó una extremidad derecha (pierna), en el arroyo Balojaqui; el viernes 8 de junio, en las cercanías de Tubares del Ejido Cañitas, se localizó parte de una cadera.

El 7 de junio en las inmediaciones del Ejido El Cancel a unos dos kilómetros antes de llegar a río Tubares se encontró un torso en descomposición y a un kilómetro del Ejido El Salto, un pie izquierdo y un peroné; el día 4 de junio en las inmediaciones del Ejido El Realito de Cieneguita de Trejo fue localizado un torso y un antebrazo, cubiertos totalmente de lodo.

Hasta el momento los únicos cuerpos identificados y entregados a sus familiares, son los que correspondían a Jacobo González Vázquez y Oscar Gabriel Castellón Domínguez, localizados el miércoles 6 de junio.

Continúa la búsqueda de José María Santini Vega, Oscar Iván Manjarrez Vázquez, Román Rodríguez Chávez, Monserrath Cervantes Orduño y Juan Escalante Valenzuela, por parte de más de 150 personas coordinadas por Protección Civil estatal.

Por su lado la empresa Minera Río Tinto, S.A. de C.V. informó que “en estos momentos dan prioridad absoluta a las acciones de búsqueda y rescate que encabeza la Coordinación Estatal de Protección Civil del Gobierno del Estado de Chihuahua en la zona, así como a los trabajos de contención”.

Agregan que “sobre la situación del derrame de la presa de jales, las autoridades correspondientes de las dependencias federales se encuentran analizando las posibles causas y el área accidentada está bajo el control de la Coordinación Estatal de Protección Civil del Gobierno de Chihuahua que dirige las acciones de búsqueda y rescate; por su parte la Comisión Nacional del Agua coordina las acciones de contención, cuyo objetivo es evitar que los residuos sólidos lleguen al río Fuerte”.

La mina a través de un comunicado informa que “se trabaja en tres frentes para la contención: en el arroyo de Cañitas, afluente del río Fuerte, donde se construyen dos bordos; en el área de la mina donde ocurrió el derrame, ya se levantó el bordo de contención de la presa colapsada y, se trabaja en hacer dos bordos más para evitar que se derramen residuos sólidos esparcidos en esa área.

Mientras que la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) rechazó las versiones oficiales de autoridades estatales y federales en relación a que no existen riesgos de contaminación tras el derrumbe de la presa de jales en la minera Río Tinto, en el poblado de Cieneguita del municipio de Urique.

La organización demandó de manera inmediata al Gobierno de Chihuahua, encabezado por Javier Corral Jurado, y a las autoridades federales, avisar a la población de la zona sobre los peligros y riesgos que sufrirá por el derrame de los jales tóxicos que van descendiendo hacia el río Tubares, el cual descarga en el Río Fuerte conectado al menos a tres presas del estado de Sinaloa.

En este sentido, la organización civil Voces Unidas por el Agua en Sinaloa, conformada por académicos y empresarios, advirtieron a medios de aquel estado que los derrames de los jales mineros estarán poniendo en riesgo la actividad agrícola en los valles de dicho estado, ya que los residuos llegarán a las presas Luis Donaldo Colosio y Miguel Hidalgo, con las cuales se alimentan gran parte de los cultivos de la entidad federativa.

Según un comunicado de esta organización, las presas que se verán afectadas se encuentran en el municipio de Choix y El Fuerte, las cuales irrigan y abastecen de agua todo el norte de Sinaloa, por lo que exigen a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y a la Comisión Nacional de Agua (Conagua) dejar de emitir información falsa para proteger los intereses de la empresa.

El estado de Sinaloa pidió a través de la Coespris a tres de sus comunidades cercanas a Urique, en donde ocurrió el accidente en la mina de Río Tinto no consumir el agua de la presa 'Huites', pues podría tener químicos.

Vecinos de Urique informan a través de redes sociales que “la Comisión Estatal de Protección para Riesgos Sanitarios en Sinaloa, recomendó a las comunidades de Tabonitas, Nuevo Techobampo y Las Cruces, todas estas en el municipio de Choix, que colinda con Urique no consumir agua de dicha presa, pues, aunque no tienen reporte de su contaminación, aún no tienen algún estudio que verifique que está libre de químicos al 100 por ciento.

Sondeo

Estás de acuerdo en que el gobierno estatal que se elegirá en 2019 sea de: