méxico | 12 de Junio de 2018

Declinó abundar en las críticas que hizo aquí el domingo contra Ricardo Anaya, porque no se trata de escalar (un conflicto), sino de hechos. Para zanjar el tema Foto La Jornada

Por

Por 

Enrique Méndez y Alonso Urrutia / La Jornada
Mérida, Yuc. 12 de junio.- El candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, declinó abundar en las críticas que hizo aquí el domingo contra Ricardo Anaya, porque no se trata de escalar (un conflicto), sino de hechos. Para zanjar el tema, luego de que acusó al panista de ser un vulgar ladrón, dijo: Ya fui claro ayer.

En declaraciones de prensa, antes del ensayo previo al debate de hoy, en el Gran Museo del Mundo Maya, el candidato de la coalición integrada por PRI, PVEM y Nueva Alianza afirmó que privilegiará las propuestas a los ciudadanos.

–¿Considera que aún hay tiempo para investigar a Anaya, antes de que termine la campaña? –se le preguntó.

–En ese tema fuimos meridianamente claros y no tendríamos nada que agregar –respondió.

–El nivel de la disputa con Anaya subió. ¿Seguirá escalando o ahí quedó? –le insistieron los reporteros.

–Fuimos muy claros. Y este no es un tema de escalamiento o no; es de hechos. Pero hoy acá a lo que venimos es a presentar a los ciudadanos qué pensamos sobre temas relevantes y fundamentales.

–Anaya le dijo cínico y corrupto. ¿Qué le responde usted? ¿En vez de enfrentamientos, los ciudadanos esperarían respuestas?

–Fui muy claro, y yo creo que lo que deberían esperar los ciudadanos es, lisa y llanamente, que la gente tuviera un actuar consistente y apegado con la ley.

Cuando uno lo tiene, puede concentrarse en el debate y las propuestas; cuando uno no lo tiene, se la pasa en los adjetivos y en las declaraciones.

Meade resaltó que en el debate presentará sus propuestas sobre los temas definidos para el encuentro y que, expuso, son relevantes para el país: crecimiento, pobreza, desigualdad, cambio climático, salud, educación y ciencia y tecnología.

El candidato llegó al museo acompañado de su esposa, Juana Cuevas, y su primer círculo de colaboradores. Mauricio López, ex titular del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos , acercó a Meade a un grupo de simpatizantes –quienes realizaron una movilización en la ampliación del Paseo de Montejo– para que lo saludaran, a pesar de las restricciones del ingreso a la sede del debate.