méxico | 12 de Mayo de 2018

Los delitos contra el patrimonio (robos, principalmente) aumentaron 20 % en los tres años recientes en el país. Foto Margarito Martínez / archivo La Jornada Baja California

Por

Por 

Fabiola Martínez / La Jornada

Ciudad de México, 12 de mayo.- Los delitos contra el patrimonio (robos, principalmente) se incrementaron 20 por ciento en los tres años recientes en el país. En un contexto de alza generalizada en la clasificación oficial de incidencia delictiva, destaca el hurto en más de una veintena de variantes.

Baja California, por ejemplo, ha alcanzado tasas sin precedentes en robo de vehículos. Esa entidad con poco más de 3.3 millones de habitantes, el año pasado cerró con 566 delitos de ese tipo por cada 100 mil habitantes, esto es algo más de 19 mil, mientras que el promedio nacional fue de 159.

Si bien por número de automóviles robados prevalece el estado de México en primer sitio (41 mil 609 el año pasado), por el tamaño de población tiene el problema mayor Baja California (con mayor énfasis la ciudad de Tijuana), así como Aguascalientes, Colima y el propio estado de México, estos tres últimos casi en el mismo nivel, con una tasa superior a los 200 robos anuales por cada 100 mil habitantes.

A nivel general, si se cuentan las 16 clasificaciones de robo, que se suman a las cinco adicionales de delitos contra el patrimonio (fraude, abuso de confianza, extorsión, daño a propiedad y despojo), se confirma la reciente tendencia al alza.

En 2015 fueron denunciados en todo el país 798 mil 608 casos de robos y similares. Un año después, a la par de aumento de delitos considerados de alto impacto (como homicidio y secuestro), los daños al patrimonio sumaron 837 mil 995.

En 2017, la cuenta en este mismo ámbito llegó a 964 mil 589, equivalente a la mitad de todos los delitos denunciados en México.

El resto, como se ha difundido, incluye un cúmulo de 239 mil 793 denuncias por delitos contra la vida y la integridad personal, así como contra la libertad personal, la libertad y la seguridad sexual, contra la familia, la sociedad y otros bienes jurídicos afectados; sin embargo, el grueso son los robos.

Durante el primer trimestre de 2018, la cuenta fue de 6 mil 553 homicidios dolosos, por ejemplo, contra 236 mil 599 denuncias de acciones contra el patrimonio. En el mismo lapso del año anterior, el acumulado fue de 231 mil.

Lo anterior significa que cada mes fueron denunciados casi 60 mil casos de hurto a nivel general; de manera específica arriba de 6 mil a casa-habitación, la mayoría perpetrados sin violencia, pero en marzo pasado, por citar la cifra disponible más reciente, en el país 531 asaltos a hogares con violencia.

En ese periodo predomina Baja California Sur en robo a casa habitación, con una tasa de 73 casos por cada 100 mil habitantes; le sigue Colima, con 72; Aguascalientes, 61 y Quintana Roo, 47. En robo a transeúnte va a la cabeza Tabasco, mientras que a vehículo sigue en primer sitio Baja California, con una tasa parcial (al primer trimestre) de 130 hurtos por cada 100 mil habitantes, cuando la nacional es de 40.33. En total, 14 entidades tienen cifras superiores a la nacional, lo mismo que en el caso de robo a casas.