Chihuahua | 12 de Mayo de 2018

La Fiscalía de Chihuahua impide el traslado a la Ciudad de México de los tres expriistas acusados del desvío de 250 millones de pesos, luego de que el juez de control federal ordenara el traslado inmediato de los inculpados. Foto Jesús Estrada

Por

Por 

Jesús Estrada / La Jornada

Chihuahua, 12 de mayo.- La Fiscalía de Chihuahua impidió el traslado de Alejandro Gutiérrez y sus coacusados Enrique Tarín García y Gerardo Villegas Madriles, usando policías estatales que bloquearon las avenidas aledañas a los juzgados federales en la capital del estado, revisaron cajuelas de los vehículos de empleados del tribunal e instalaron retenes en los accesos al aeropuerto internacional Roberto Fierro, la noche del viernes en un operativo que además incluyó el despliegue de 50 patrullas de las policías vial, ministerial, bancaria y fuerzas especiales, que obligaron a elementos federales a entregar a los tres detenidos.

Fuerzas estatales desplegaron un amplio operativo policiaco la noche del viernes, en el exterior de los juzgados federales ubicados en la avenida Mirador, además cerraron las avenidas Río de Janeiro, Washington y parte de la vialidad La Cantera, después de que Gerardo Moreno García, juez de control federal, ordenó en audiencia realizada por videoconferencia el traslado inmediato a la Ciudad de México de Alejandro Gutiérrez, Enrique Tarín y Gerardo Villegas.

Hubo momentos de tensión cuando una unidad blindada y varias patrullas de la Policía Federal ingresaron al estacionamiento de los tribunales, situación que policías ministeriales intentaron impedir. Minutos después los agentes estatales instalaron un retén afuera estacionamiento, para revisar el interior y la cajuela de los vehículos de los empleados del juzgado federal que salían en ese momento.

Los policías locales habían entregado a los tres detenidos a las 18:00 horas, para que se realizara una audiencia por videoconferencia ante el juez Gerardo Moreno, con sede en la Ciudad de México, después de la diligencia no se les permitió ingresar y corrió la versión de que las autoridades federales buscaban 'arrebatar' la custodia de los tres expriistas, que son acusados del desvío de 250 millones de pesos.

Versiones extraoficiales informaron de un jet de la Policía Federal que esperaba en el aeropuerto internacional Roberto Fierro, con plan de vuelo para partir a las nueve de la noche.

Vehículos de las policías vial, ministerial, bancaria y fuerzas especiales, rodearon el edificio del Poder Judicial Federal y los accesos al aeropuerto, preparados para enfrentar a los agentes en el supuesto de que no trasladaran a los imputados a la prisión estatal de Aquiles Serdán.

Finalmente, cerca de las 23:00 horas unidades de la Policía Federal salieron del edificio y se dirigieron al Cereso estatal, escoltadas por al menos 50 patrullas de las corporaciones de seguridad locales. Alejandro Gutiérrez, Enrique Tarín García y Gerardo Villegas fueron entregados a custodios de la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Cautelares del gobierno de Chihuahua.

En días anteriores, el fiscal César Peniche Espejel declaró a reporteros que el conflicto por el traslado del ex secretario nacional del PRI y los ex funcionarios de la administración Duarte era “un asunto de los jueces”, después del operativo de la noche del viernes para retenerlos en la prisión estatal de Aquiles Serdán no emitió ningún posicionamiento.

Por su parte, el gobernador Javier Corral reconoció públicamente al juez local Eduardo Alexis Ornelas Pérez, quien el jueves negó la entrega a la justicia federal de los tres acusados, después de que un tribunal colegiado negó el amparo que la consejería jurídica del gobierno estatal había solicitado para retenerlos. 

“Me enorgullece el trabajo, la contundencia, la solidez de nuestros jueces locales en la Operación Justicia para Chihuahua”, dijo horas antes de que agentes estatales disputaran a policías federales la custodia de los imputados.