Baja California | 12 de Mayo de 2017

El dirigente sindical de la Sección 2 del SNTE, Mario Aispuro, afirmó que no actuarán a "tontas o a locas"; su postura depende de la respuesta de gobierno a las demandas de pagos atrasados a interinos y jubilación a maestros liberados, dijo. Foto Mireya Cuéllar

Por

Por 

Mireya Cuéllar

Tijuana, 12 de mayo.- En el contexto del segundo día de paro magisterial del sistema estatal –Sección 37 del SNTE-, el secretario general de la Sección 2 -congrega a los profesores del sistema federal-, Mario Aispuro Beltrán, informó que la posibilidad de un paro general depende de la respuesta del gobierno a las demandas de pago a los interinos y regularización de los jubilados, pero la sociedad debe saber que "no actuaremos a tontas o a locas.

"Los maestros tenemos un compromiso con la sociedad, nuestra tarea es dar clases a los niños, por ello estamos planeando nuestra protesta con mucha responsabilidad, todos deben saber que si llegamos a una medida fuerte es porque no nos quedó de otra. No podemos negar a quien está trabajando el derecho a exigir que se le pague", apuntó.

En entrevista en las oficinas sindicales, Aispuro Beltrán precisó que los afiliados a la Sección 2 afectados por la falta de pago son alrededor de 600 profesores interinos, cuya situación podría regularizarse (una vez que el estado les pague el adeudo temporal) si la administración Kikista concluye el proceso de "conciliación" administrativa de plazas, necesaria para que el Fondo Nacional para la Educación (Fonae) los absorba y sea quien les pague en el futuro por estar incorporados al sistema federal.

El problema con los maestros de la 37 -estatales- es mayor porque además de que unos 3 mil están haciendo fila para jubilarse, hay alrededor de 2 mil 500 interinos cubriendo a los llamados "liberados" (profesores que ya cumplieron sus años de servicio y fueron retirados de grupo, pero están en un limbo jurídico porque tampoco les han formalizado la jubilación), y a esos interinos se les debe su salario desde enero pasado. Es una combinación compleja, refirió el líder estatal de los maestros federales.

-¿Irán a paro general en solidaridad con los de la 37, si ellos los convocan?

-Va a depender  de lo que ocurra en los próximos días. Yo espero que haya mucha seriedad y responsabilidad en las negociaciones porque la educación es el pilar de la sociedad y los maestros aguantamos, somos solidarios, lo hacemos por los niños, pero todo tiene límites y los compañeros tienen que comer.

Tenemos que saber cuál es la respuesta del gobierno y vamos a sensibilizar a la sociedad sobre lo inhumano que resulta pedir a alguien que trabaje y no se le pague. 

Es muy ingrato y muy injusto que se cargue solo a los maestros la responsabilidad de la educación en el país -hasta se hacen "malos chistes de nosotros"- a través de campañas de desprestigio, cuando en el proceso educativo inciden otros factores como las condiciones familiares de los niños, la infraestructura, los planes y programas.   

La responsabilidad de educar es del Estado, es decir, de toda la sociedad; sobre nosotros pende una tajada muy grande de esa responsabilidad porque estamos frente a los niños, pero la sociedad no puede olvidar que educar es un esfuerzo colectivo.

Por otra parte, somos un sindicato nacional y lo que les pase a un grupo de compañeros es asunto de todos. Los vamos a seguir acompañando y, en algún momento, tendremos una agenda paralela. No actuamos a tontas y a locas, tendrá que ser una movilización bien pensada.  El gobierno es nuestro patrón y no está cumpliendo, por eso el malestar. Tenemos que exigir que se les pague. 

La estructura sindical de la 2 apoya en el volanteo, en llevar a la sociedad los motivos de esta lucha, y "el martes de la próxima semana tendremos una mesa con el ISEP para conocer los avances en las propuestas particulares que se han hecho de la problemática particular de la 2".

Los maestros estatales atienden al 30 por ciento de la población escolar del estado, mientras que los federales tienen al 70. Es decir están en paro el 30 por ciento de las escuelas de Baja California. En 1992 el gobierno federal inició un proceso para que fueran los estados quienes pagaran la nómina magisterial completa (mandaba los fondos correspondientes a los maestros federales), en 2015 la federación retomó el control de la nómina, y creó el Fonae para pagarles. El estado, a través del Isstecali y el IPAE, se hace cargo de los maestros estatales.

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?