espectáculos | 12 de Abril de 2018

Lenny Kravitz durante su encuentro con los representantes de los medios de comunicación Foto Roberto García Ortiz

Por

Por 

Ana Mónica Rodríguez

Ciudad de México, 12 de abril.- Lenny Kravitz afirmó: Para mí todo es unidad, como lo es el amor, estar juntos, porque pienso que fuimos creados para ser un mundo y un mismo cuerpo.

Así se refirió el cantante y compositor a la relación que existe entre México y Estados Unidos, en la conferencia de prensa donde anunció el comienzo de su gira Rise Vibration World Tour 2018, el próximo viernes en la Arena Ciudad de México, donde sus seguidores escucharán temas actuales y sus éxitos de los años 90.

El intérprete de It Ain’t Over ’till It’s Over, quien fue esperado con expectación, aseguró que México siempre estará en su calendario debido al gran amor que siente por este país y al increíble recuerdo de su presentación en el estadio Azteca.

“Después de haber tocado en ese lugar no me he presentado otra vez en ningún sitio de México. Haber venido y estar en ese enorme estadio es algo que no puedo borrar de mi memoria, aunque quisiera, y si a eso le sumamos otro componente, que es haber conocido a personas cálidas, mi gusto por este país aumenta.

Es decir, si esa increíble presentación ha sido, hasta ahora, la mayor experiencia que he tenido de una en vivo y si agregamos la calidez de la gente convierten a esta nación en un sitio al que quiero regresar una y otra vez.

La clave es aprender, dice

Mesurado, complaciente y platicador con los medios, a la pregunta sobre sus influencias musicales, Kravitz respondió: Debemos aprender todo el tiempo, porque estoy convencido de que nuestra misión en la vida, es tan sólo aprender y seguir haciéndolo hasta exhalar el último suspiro.

Lo cierto, prosiguió el multinstrumentista, es que crecí rodeado de mucha y diferente música, pero a todos a quienes he escuchado les he aprendido algo. Luego en Nueva York fue inevitable la influencia de músicos como Miles Davis, James Brown, entre otros; sin embargo, la más marcada es la de Jimi Hendrix y Led Zeppelin, entre una enorme lista, aunque, repito, la clave es que siempre hay que aprender.

Kravitz agregó que tiene influencias de la música latinoamericana y que lo más maravilloso de esta industria es que al final de cuentas todo tiene su origen en África, como esos ritmos que fueron encontrando su camino y que influyen en todo el mundo. De hecho mi próximo álbum hay muchas percusiones que lo reflejan claramente, señala el artista, quien no descarta hacer alguna colaboración con su hija Zoé en algunos años.

Sostuvo que en unos años el rock volverá como fuerza dominante en la música, porque “definitivamente el género no está muerto –aunque escribí una canción que lleva ese título– ni siquiera en proceso de extinción. Sí les puedo decir que existen muchas bandas en diversas vertientes y todo regresa en ciclos como el pop, hip hop o la electrónica”.

El músico neoyorquino, cuyo estilo incorpora elementos del blues, rock, soul, funk, reggae, folk y balada, planea regresar al cine después de que concluya su larga gira por 100 ciudades y la promoción de su álbum que saldrá en otoño. Se le recuerda en la cinta Los juegos del hambre.

A propósito de su reciente producción, explicó: A veces me llega la inspiración para escribir, puede ser tras un sueño que me despierta a las 3 o 5 de la madrugada y ya están hechas las canciones; pero en otras ocasiones sólo he logrado un esbozo, el cual después voy llenando. Entonces, lo único que hago es aceptar lo que me ofrece el universo, porque según mi apreciación esa es la manera más pura de inspiración y de trabajar.

Lenny Kravitz, quien ha ganado varios premios Grammy, prometió un espectáculo sin precedente después de casi 13 años de ausencia. Además, el cantante se presentará el 15 y 18 de abril en Monterrey y Guadalajara, respectivamente.