méxico | 12 de Marzo de 2019

Al incrementarse los precios al mayoreo se activan los estímulos para lograr su disminución. Sin embargo, los precios al público no lo hacen con la misma velocidad ni en la misma proporción. Foto Archivo La Jornada

Por

Por 

Israel Roríguez J. / La Jornada

Ciudad de México, 12 de marzo. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) determinó ayer modificar la metodología con que se fija el estímulo al impuesto especial a productos y servicios (IEPS) a los combustibles, con el objetivo de que los precios al público no aumenten en términos reales.

De acuerdo con el nuevo esquema, los estímulos, aplicables del 12 al 15 próximos, aumentarán de 9.4 a 32 centavos por litro para la gasolina Magna y de 1.030 a 1.404 pesos por litro para el diésel, lo que deberá reflejarse en menores precios al mayoreo.

El objetivo es proteger el poder adquisitivo de los usuarios finales ante movimientos en las referencias internacionales de los combustibles, en un contexto en el que los precios al público ya no son determinados por el gobierno de México.

Por ello, a partir de ayer el esquema de determinación del estímulo considerará los precios al mayoreo en lugar de los precios a los usuarios finales.

La SHCP confió en que si los márgenes de las estaciones de servicio no cambian o regresan a los niveles previos, los precios al público disminuirán en un monto igual o superior al estímulo adicional de esta semana.

Recordó que la fórmula para determinar el estímulo consideraba estimaciones, por un lado, de los precios al mayoreo, compuestos por las referencias internacionales, el ajuste de calidad, los costos de almacenamiento, la logística e impuestos. Por otro, el margen de las estaciones que venden al menudeo. La suma de ambos resultaba en los precios al público.

Estos márgenes son determinados libremente por las empresas del sector y se calculaban con base en información que diariamente publica la Comisión Reguladora de Energía.

Informó que un análisis de la evolución de los márgenes y los precios a los consumidores reveló dos patrones, que han motivado el cambio en el esquema: Los márgenes aumentaron en la segunda mitad de 2018 sin una explicación de mercado clara.

Entre el primer bimestre de 2018 y el mismo periodo de 2019, los márgenes crecieron 59.5 por ciento para la gasolina Magna, 110.7 para la Premium y 18 para el diésel.

En segundo término, al incrementarse los precios al mayoreo se activan los estímulos para lograr su disminución. Sin embargo, los precios al público no lo hacen con la misma velocidad ni en la misma proporción.

Los precios al público pueden consultarse en el siguiente enlace: https://bit.ly/2met3QS, y los precios al mayoreo en https://bit.ly/2XQ6Hb3.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?