méxico | 12 de Marzo de 2019

Hasta el momento no se sabe si los pasajeros eran mexicanos o extranjeros que pretendían llegar a la frontera con Estados Unidos. Foto La Jornada / archivo

Por

Por 

Dennis García, Víctor Ballinas y Néstor Jiménez / La Jornada
Ciudad de México, 12 de marzo.- En una actualización de datos, autoridades federales indicaron que son 22 los pasajeros de un autobús que fueron privados de su libertad por un grupo armado en el tramo carretero San Fernando-Reynosa,Tamaulipas, por lo que la Fiscalía General de la República (FGR) atrajo el caso y comenzó la investigación.

Los hechos ocurrieron el pasado 7 de marzo, mismo día en que la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas inició la indagatoria, aunque luego declinó competencia. De acuerdo con fuentes ministeriales, hasta el momento no se sabe si los pasajeros eran mexicanos o extranjeros que pretendían llegar a la frontera con Estados Unidos.

Sobre el caso, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó que ayer por la mañana se reportaron estos hechos al presidente Andrés Manuel López Obrador. En entrevista en la sede de la dependencia al término de la inauguración de la primera Expo Tu Gobierno, señaló que se realiza un trabajo coordinado con el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, el Ejército y la Marina.

Creo que tendremos muy pronto alguna respuesta de esta investigación, dijo sin dar mayores detalles. Estamos viendo cuáles son las circunstancias de modo, tiempo, lugar en que se dio (el secuestro) y quiénes son.

Por su parte, el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, aseguró que el autobús iba custodiado por agentes de la Policía Federal y corresponde a la autoridad federal realizar las investigaciones. Dijo que dialogó con el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana federal, Alfonso Durazo, para solicitar que encabece las indagatorias.

No hay una sola denuncia de secuestro, por lo que podrían ser migrantes que iban escoltados por la Policía Federal, afirmó luego de acudir a Palacio Nacional al acto encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador por sus primeros 100 días de gobierno.

Agregó que también envió escritos a la Subsecretaría de Gobernación en el que da los detalles de la información con que cuenta y solicitar que tomen cartas en el asunto.

Por la noche, Alfonso Durazo rechazó que la Policía Federal haya escoltado el autobús. Por medio de su cuenta de Twitter, indicó que no hay ningún acuerdo de la Secretaría de Seguridad Pública ni de Gobernación para custodiar caravanas.

El plagio tiene como antecedente lo ocurrido en 2010, cuando un grupo de 72 migrantes fue secuestrado a la altura del poblado San Fernando; días después los cuerpos fueron encontrados luego que una de las víctimas logró escapar y dar parte a las autoridades.

Esa entidad es una de las más azotadas por la violencia ocasionada por la disputa entre organizaciones criminales como el cártel del Golfo, Los Zetas y el cártel del Noreste, que lidera Juan Gerardo Treviño, Huevo Treviño, sobrino de Miguel Ángel Treviño, El Z-40.

Sobre los hechos ocurridos el pasado jueves, los primeros reportes que tiene la FGR indican que mientras el autobús avanzaba, sujetos armados en varios vehículos obligaron al conductor a detener la marcha, luego subieron con el rostro cubierto y con armas para llevarse a los 22 pasajeros, sin que hasta el momento se conozca su paradero.