Baja California | 12 de Marzo de 2018

En México no hay asociaciones de feisbukeros para no permitir cierta publicidad, "la obligación es no acostumbrarnos a que abusen, nadie tiene por qué decidir qué debemos ver". Foto Edgar Lima / archivo La Jornada Baja California

Por

Por 

José María Spinoza 

Tijuana, 12 de marzo.- En una época en la que la categoría que nos es común es la de "audiencia", en la que interactuamos no con la realidad, sino con una representación de ella, preguntarnos cuáles son nuestros derechos como audiencia; dónde está el "derecho a una visibilidad fidedigna y respetuosa" de lo diversos sectores -y no siempre la del mexicano-narco, como en las series de Hollywood, por ejemplo-; o por qué permitimos que al abrir un programa se nos despliegue una publicidad cuando ya pagamos por ese servicio, se ha vuelto más que pertinente, señaló el doctor Guillermo Orozco Gómez, especialista de la Universidad de Guadalajara.

Cerró con una conferencia sobre el derecho de las audiencias la primera semana de la comunicación en la Universidad Iberoamericana Campus Tijuana. Director del Departamento de Estudios de la Comunicación Social de la UdeG, con un trabajo académico de 30 años, este especialista abordó un tema que forma parte del día a día de su audiencia universitaria, no solo por la edad sino por su carácter de comunicólogos.

"En el siglo XXI nuestra visibilidad audiovisual hace que cada vez nuestra propia imagen y nuestros referentes sean construidos por quienes controlan la maquinaria mediática digital de nuestro tiempo. ¿Quién maneja nuestra imagen?, quién determina que como latinoamericano soy latin lover, narcotraficante... nuestra obligación es denunciar, estamos demasiado pasivos", apuntó e instó a alcanzar "la ciudadanía mediática con derechos y obligaciones", de lo contrario, nos seguirán "desempoderando"

Reparó en que en México no hay asociaciones de feisbukeros para no permitir cierta publicidad, "la obligación es no acostumbrarnos a que abusen, nadie tiene por qué decidir qué debemos ver, ¡en la tv cambias de canal! ¿somos capaces de apagar el celular y desconectarnos de las redes sociales? ¿Estás consciente de todo lo que las redes te imponen? Antes solo había qué pesar en cuidar tus derechos como consumidor cuando hacías un contrato con la cablera, verificar si te estaban dando el número de canales ofrecidos, hoy hay que ocuparse también de los contenidos.

Recurrió a la desaparición de los 43 estudiantes de la Universidad Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, y la manera como se ha manejado el tema en redes sociales, para ejemplificar las conclusiones que se pueden sacar de un caso tan triste y doloroso. "La gente ha terminado por decir; no tenía por qué pasar, pero se lo buscaron", algo totalmente "desmovilizador porque, entonces, la sociedad siente que ya no tiene qué protestar, qué exigir justicia, qué salir a las calles".  

Es lo mismo que ocurre, comentó en una entrevista con La Jornada Baja California, cuando alguien es asesinado y lo primero qué dice la autoridad es; "era narcomenudista", o cuando matan a una mujer, "era prostituta", en lugar de investigar el caso, descalifica a los muertos, todos estaban en presuntas actividades ilícitas y con ello justicia su falta de resultados y provoca nadie vuelve a preguntar qué ocurrió con los responsables de esos homicidios.