méxico | 12 de Marzo de 2018

Maestros de Chiapas fueron detenidos en la carretera Xalapa-Veracruz, por policías estatales y federales, después de que participaraon en un mitin en Xalapa, el 10 de marzo. Foto Cuartoscuro

Por

Por 

Elio Henríquez / La Jornada

San Cristóbal de Las Casas, 12 de marzo.- El dirigente de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Pedro Gómez Bahamaca, exigió al gobernador de Veracruz, Miguel Angel Yunes Linares el pago de los “daños físicos y sicológicos” ocasionados a 42 dirigentes magisteriales de Chiapas y de esa entidad, al ser “secuestrados” durante 7 horas el pasado sábado.

En conferencia de prensa, informó que la Sección 7, que también pertenece a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), interpondrá una denuncia ante organismos internacionales de derechos humanos por esos esos hechos “violatorios” de sus garantías, porque “en México no existe ninguna posibilidad de que nos hagan caso”.

Agregó: “Desde acá les decimos a estos gobiernos neoliberales que demandamos la reparación de daños sicológicos y físicos de lo que la acción generó”. Recordó que él y 32 maestros más de la Sección 7, además de otros 9 profesores veracruzanos, fueron “secuestrados” el sábado pasado en Veracruz, luego de haber participado en un mitin en la ciudad de Jalapa.

De manera cobarde, en un acto indescriptible y como si fuéramos delincuentes, el gobernador Miguel Ángel Yunes ordenó que a 20 kilómetros afuera de Jalapa, sobre la autopista, nos dieran alcance policías estatales y federales y atravesaran patrullas y camiones, y con actitud prepotente intentaran bajarnos del camión de la Sección 7, con el argumento inicial de que habíamos atropellado a un ciudadano”.

Señaló que como los ocupantes no se bajaron de la unidad, permanecieron “secuestrados” durante seis horas y luego fueron llevados remolcados por una grúa, a un corralón.

“Por mandato de la CNTE y del movimiento magisterial y popular de Chiapas, fuimos a Veracruz el sábado para dar el banderazo de arranque del brigadeo para el estallido de la huelga nacional; el único delito que cometimos fue haber llegado a la plaza de Jalapa, frente al palacio de gobierno y colocado como barricada el camión de la Sección 7 mientras se realizaba el mitin”.

Sostuvo que “en ningún momento pusimos en riesgo al movimiento magisterial. El hecho de no bajar fue porque no somos delincuentes”, y por lo mismo, “fuimos liberados a las 23:45 horas del sábado”.

Acompañado por los demás integrantes del comité seccional, Gómez Bahamaca estuvo en San Cristóbal para participar en la asamblea regional de la Sección 7, con la finalidad de escuchar la opinión de las bases sobre la propuesta de la CNTE de estallar la huelga nacional, posiblemente en mayo próximo para exigir la abrogación de la reforma educativa.

“De cara a la ruta electoral, tenemos todas las posibilidades para estallar la huelga nacional, si el gobierno no atiende nuestras exigencias que incluyen también la reinstalación de más de 500 compañeros cesados en el país como resultado de la reforma”, aseveró.