méxico | 12 de Enero de 2018

La comisión que acompaña a la delegación nacional en la renegociación del acuerdo advierte que el gobierno mexicano debe actuar fríamente frente a Estados Unidos y seguir en las pláticas. Foto La Jornada

Por

Por 

Andrea Becerril y Víctor Ballinas, La Jornada

Ciudad de México, 12 de enero.- La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores para América del Norte, Marcela Guerra, dijo que el gobierno mexicano debe actuar fríamente frente a Estados Unidos y seguir en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sin tomar en cuenta las bravuconadas del presidente Donald Trump.

No vale la pena endurecer la postura ante Trump en vista de una estrategia que ya le conocemos bien de lanzar amenazas al inicio de cada ronda de negociación del TLCAN para tratar de sacar provecho, agregó la senadora priista.

Integrante del grupo de senadores que acompaña a la delegación del gobierno mexicano que negocia el TLCAN, insistió en que “no se debe tirar la toalla por la actitud amenazante del mandatario estadunidense. Tenemos que ser muy fríos y analizar cuál es la postura del gobierno de Estados Unidos en la mesa de negociación, no en los tuits de Trump.

Igualmente, los senadores Héctor Larios, del Partido Acción Nacional (PAN) y Luis Humberto Fernández, de Morena, consideraron que se requiere que el gobierno mexicano actúe con firmeza para defender el interés nacional, pero sin caer en las provocaciones del mandatario estadunidense.

Hay que ser firme, pero no bravucón, no ponerse a las patadas y los insultos porque eso no sirve para nada, hay que trabajar para defender los intereses de México y no olvidar que la salida de Estados Unidos del TLCAN no sólo perjudica a nuestro país, resaltó el senador Larios.

Por su parte, el senador del PT-Morena, Luis Humberto Fernández, dijo que el gobierno mexicano no puede engancharse con las amenazas de Trump, quien ya encontró una fórmula universal para salir de sus problemas internos, que es atacar a México.

Es necesario también, agregó, evitar que lo mercados reaccionen negativamente con las amenazas de Trump y para ello darles información de que las habladurías del presidente estadunidense no significan una alteración de la dinámica económica.

Por separado, los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Manuel Cavazos Lerma, Ernesto Gándara Camou y Ricardo Urzúa Rivera coincidieron en la necesidad de ponderar el diálogo constructivo sobre la confrontación y las amenazas, con el objetivo de fortalecer los intereses de México y Estados Unidos.

La salida de Estados Unidos del TLCAN afectaría a ambas naciones, resaltó Urzúa.