Baja California | 12 de Enero de 2018

El diputado del PBC señala que la entrega de las conclusiones es "opaca" y que faltó profundizar en las afectaciones en el medio ambiente y la salud de personas Foto Cortesía

Por

Por 

Redacción

Mexicali, 12 de enero.- Los resultados del estudio sobre la contaminación generada la planta geotérmica Cerro Prieto, solicitados hace casi dos años, fueron entregados esta semana por los investigadores al gobierno federal, pero el proceso de entrega ha sido opaco, señaló el diputado local Jorge Eugenio Núñez.

De acuerdo con el legislador, aunque el reporte de la investigación sobre emisiones contaminantes de la planta geotermoeléctrica fue entregada al gobierno federal por los académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad de Berkeley, Estados Unidos, no se ha difundido ninguna información formal a la ciudadanía.

En las conclusiones del estudio, refiere Núñez, se asegura que la contaminación atmosférica de la zona está “dentro de los rangos de tolerancia”, los niveles de metales en la sangre de los pobladores están dentro de “los márgenes”.

El reporte, explica el diputado del Partido de Baja California (PBC), asegura además que la calidad del agua está dentro de lo permisible, pero Núñez considera que faltó profundizar sobre las normas mexicanas por las que se rigen, así como los índices de contaminación que establece la normatividad internacional  para que sean permisibles para el medio ambiente y el ser humano.

Esta, la segunda investigación sobre las emisiones del campo geotérmico fue exigida por una comisión especial en 2016 a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Baja California.

Ejidatarios y ambientaslistas señalaban que las emisiones de polvo de sílice podrían estar relacionadas con varios casos de enfermedades pulmonares e incluso casos de cáncer de habitantes de la zona.

La autoridad de salud del estado dijo que no había un estudio para asegurar la relación de ambos factores, por lo que los inconformes presionaron a la CFE para que llevara a cabo la investigación correspondiente.

En abril de 2016, ante quien fuera entonces director de la CFE y actual dirigente del PRI,  Enrique Ochoa Reza, se estableció que académicos de la UNAM y la Universidad de Berkeley realizarían el estudio para conocer el impacto de la planta en la zona.

El diputado local Jorge Eugenio Núñez refiere que los resultados del estudio fueron entregados el 10 de enero, pero de forma opaca y sin darlo a conocer a los ciudadanos.

La planta Geotérmica Cerro Prieto ya había sido objeto de un estudio en 2005 sobre las afectaciones que podrían causar. Entonces, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa)  concluyó que la planta contaminaba al Valle de Mexicali con los químicos que emite y advirtió de “graves consecuencias” para la población y la producción agrícola.

El campo Geotermoeléctrico Cerro Prieto es el mayor de los cuatro campos mexicanos que existen en explotación comercial y las segunda instalación geotérmica mayor en el mundo

Durante la entrega del reporte, estuvieron presentes la ingeniera Ada Jiménez Godínez, encargada de Responsabilidad Social de la Residencia General de Cerro Prieto; el ingeniero Francisco De la Parra Díaz de León, director corporativo de Operaciones; la doctora Charlotte D. Smith de la Universidad de Berkeley.

También el diputado federal Exaltación González; el regidor Francisco Javier Cital Camacho; el director de Protección al Ambiente de Mexicali, Luis Flores; la doctora Cristina Ruiz, directora de Estudios Agrícolas de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), así como los investigadores de la UNAM: el ingeniero Luis Gutiérrez Padilla, el doctor Jorge Salmerón Castro, el ingeniero Ángel Ibañez Huerta, y señora Irma Mendoza, comisariada del Ejido Morelia. (kcm).