Chihuahua | 12 de Enero de 2018

Personal de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua excava en uno de los cuatro domicilios de la capital del estado donde se habrían encontrado cadáveres. Foto FGE-Chihuahua

Por

Por 

Jesús Estrada y Rubén Villalpando, La Jornada

Chihuahua, Chih., Viernes 12 de enero.- Peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) hacen excavaciones en cuatro domicilios de la ciudad de Chihuahua en busca de cadáveres. Hasta ayer habían recuperado cuatro y, según versiones extraoficiales, habría por lo menos 15 más.

Carlos Huerta, vocero estatal de la fiscalía, informó que estos hallazgos se derivan de la detención, el lunes pasado, de dos personas que informaron sobre la existencia de varias fosas clandestinas en colonias del sur de la ciudad, por lo que solicitaron a los jueces las órdenes de cateo, que se cumplieron este jueves.

La primera fosa fue ubicada en la calle Segunda, colonia Desarrollo Urbano, donde hace tres días se localizaron tres cuerpos enterrados. La segunda, en la cual se trabaja desde la tarde de ayer, está en una vivienda abandonada en la calle 12, colonia Villa Juárez, donde se recuperó un cadáver, pero habría al menos otros siete.

En el tercer domicilio, situado en calle Antílope, colonia Valle Dorado, testigos mencionan que habría dos cuerpos. En la vivienda localizada en la esquina de las calles Quinta y 75 de la colonia Aeropuerto habría un cadáver, y en una casa de la colonia Praderas del Sur podría haber dos.

Los restos han sido trasladados al Servicio Médico Forense.

Los dos presuntos delincuentes que revelaron la existencia de estas inhumaciones fueron identificados como Johnny A. G. y Joel Damián P.; pertenecen al grupo delictivo Gente Nueva y fueron capturados por agentes de la Comisión Estatal de Seguridad, detalló la FGE.

Según vecinos, el primer domicilio era utilizado como centro de reunión de pandilleros y punto de venta de droga.

Las viviendas se encuentran resguardadas y personal de Antropología Forense, del agrupamiento canino de la Comisión Estatal de Seguridad, oficiales de la Agencia Estatal de Investigación y agentes del Ministerio Público realizan diligencias.

Policías viales, municipales y estatales resguardan los perímetros de los domicilios. La búsqueda se prolongará varios días.