cultura | 11 de Diciembre de 2017

La presentación se realizó en la sala Carlos Monsiváis Foto Cecut

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 11 de diciembre.- El historiador y ensayista Carlos Tello Díaz presentó su libro Porfirio Díaz. Su vida y su tiempo: La Guerra 1830-1867, en el marco del Ciclo de conferencias México a través de la Cultura, en la Sala Carlos Monsiváis del Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultural.

“Agradecemos a Carlos Tello que haya hecho un espacio en su agenda para cerrar el Ciclo México a través de la Cultura de este año, Tello irrumpió con la primera gran crónica de 1° de Enero de 1994, de La Rebelión de Las Cañadas con respecto al Ejército Zapatista de Liberación Nacional y se ha especializado en Porfirio Díaz, hoy nos ofrece una brillante conferencia”, explicó Pedro Ochoa Palacio, director general del CECUT.

Tello desmenuzó la trayectoria militar del General Díaz, sus años al frente de La Línea de Oriente, su estrecha relación con Benito Juárez, y fue más allá del papel de dictador que la historia le ha asignado, perfilando la situación del país convulso que le tocó defender frente a la invasión francesa y al Imperio de Maximiliano.

“Me da mucho gusto conocer Tijuana, aquí en el CECUT empecé a investigar sobre la vida de Porfirio Díaz hace mucho con la idea de sacar una biografía en el aniversario de su muerte en 2015, pero quise dar un paso más y contar cosas que no se conocían de su vida y me embarqué en un proyecto más extenso, de tres tomos, que van a formar esta biografía”, precisó el tataranieto del General Porfirio Díaz.

“En 1867 al frente del Ejército de Oriente, ocupa sin violencia la Ciudad de México, y recibe, pocos días después, al Presidente Juárez en la capital con lo que triunfa la República y es derrotado El Imperio Mexicano que encabezó Maximiliano; que por cierto este año cumple 150 años de haber muerto”, dijo el Doctor en Historia adscrito al Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM.

“Díaz nació en un país que ya se llamaba México, desde hacía apenas 9 años, pero que todavía era entonces La Nueva España, en muchos sentidos, incluía los vastos territorios del norte: Texas, Nuevo México, la Alta California, en la vida del país pesaba la influencia del Ejército y la Iglesia, tradiciones y costumbres heredadas de la Nueva España”, abundó Tello, ganador de Premio Mazatlán de Literatura 2016.

“Él conoció a Benito Juárez el 28 de diciembre de 1849 en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, luego de ello, abrazó la causa liberal, los conservadores pensaban que había que conservar la herencia colonial, y otro grupo pensaban que había que romper con esa herencia y hacer leyes que educaran al pueblo mexicano con nuevos valores, ellos eran los liberales y Díaz perteneció a este grupo”.

“Díaz adquirió como militar una experiencia de gobernador honesto y eficaz que lo hizo atractivo para los liberales que quisieron enfrentar a Juárez con su candidatura, la vieja amistad de Juárez y Díaz, que había nacido el mismo día en que se conocieron, se quebró entonces.

“Díaz se reveló contra Juárez, irónicamente con la banderas de la No reelección, la Constitución del 57 permitía la reelección, Juárez muere durante esta rebelión y muchos años después, ya como presidente de México, Díaz es el autor del culto oficial a Benito Juárez construyéndole el Hemiciclo”, acotó el autor de El exilio: un relato de familia.