Chihuahua | 11 de Diciembre de 2017

El Fiscal General, César Augusto Peniche Espejel participó en la Mesa de Seguridad en Ciudad Juárez, a fin de coordinar los trabajos y esfuerzos en la materia. Foto Fiscalía de Chihuahua

Por

Por 

Rubén Villalpando, corresponsal La Jornada

Ciudad Juárez, 11 de diciembre.- El fiscal General del Estado, César Augusto Peniche Espejel, negó que exista orden de aprehensión en contra de los magistrados, Gabriel Sepúlveda y Jorge Ramírez que fueron suspendidos el viernes pasado por el Consejo de la Judicatura por el presunto delito de peculado, además descartó que por el momento exista la intención de buscar su desafuero.

Mientras que el Magistrado Gabriel Sepúlveda Reyes, suspendido por un año con el 30 por ciento de su sueldo envió un comunicado de prensa recordando “que la obra de la que es acusado fue un proyecto desde la presidencia de Miguel Salcido Romero y se le encargó a Yamir Aguirre y fue este ese ex presidente el que nunca sometió a la consideración del pleno la autorización”.

Peniche Espejel dijo sobre este caso que “por el momento únicamente se llevan a cabo las investigaciones respecto a posibles compras con sobreprecio que se realizaron para adquirir una bóveda digital, así como para la remodelación de un inmueble que sirve hoy para la Defensoría Pública”.

Menciona que “las investigaciones podrían apuntar a algún caso de corrupción, por lo que ha revelado el propio Consejo de la Judicatura, aunque indicó que se sigue con todos los detalles”.

Señala que “en caso de buscar el desafuero de los dos Magistrados suspendidos, la Fiscalía General del Estado tendría que solicitar dicho proceso al Congreso del Estado y solo este podría determinar si lo acepta o no”.

Anteriormente el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, Julio César Jiménez Castro, informó que los magistrados fueron suspendidos y son investigados por su posible participación en la compra de maquinaria a la empresa Infocom, por 14.2 millones cuyo costo real era de 7.8 millones de pesos.